Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 2 noviembre, 2021

Yoko Factor: “Al principio éramos algo para pasarlo bien, ahora somos un proyecto real”

Por José Pozas
Yoko Factor - Mallorca Music Magazine

El pasado viernes 29 de octubre veía la luz Primilege, el primer LP de Yoko Factor, finalistas de la pasada edición del Pop Rock y una de las propuestas musicales más frescas y sinceras que hay actualmente por la isla.

Andrea Trujillo (batería y coros) y Pablo Herrero (guitarra y voz) muestran en este debut las múltiples influencias musicales que tienen, además de sus constantes ganas de experimentar y aprender cosas nuevas. Todo ello bajo una química especial fruto de su vínculo familiar y de lo bien que se entienden en lo emocional, algo que se nota en el disco y en esta entrevista, donde en varias ocasiones uno acababa las frases del otro.

Acompañados también por Ana Herrero, cantante de Vanity Rose, hermana mayor de Pablo y prima de Andrea, pudimos hablar un buen rato de todo lo que envuelve este Primilege.

Lo primero de todo, cómo no, agradeceros que me dejéis un ratito para charlar con vosotros sobre este ansiado disco. Y es que por fin lo tenemos entre manos.

Pues sí, un añito y pico después de grabarlo, por fin lo hemos podido sacar.

Me consta que habéis pasado por mil y un problemas, ¿verdad?

Pablo: ¡Joder, y tanto! Lo grabamos alrededor del 18 de septiembre del pasado 2020 y ha habido un poco de todo, pero bueno, por fin ha podido salir.

Andrea: Nuestra idea inicial era ir sacando singles de uno en uno cada mes de 2021 pero aún así quisimos probar suerte mandándolo a diferentes sellos y mira, surgió Mata La Música, que nos tienen encantados. No sabíamos muy bien cómo iba a salir la cosa, pero lo importante es que al final ha salido bien.

Vuestra carta de presentación es “Rock Minimalista”, pero yo ahí veo tantas pinceladas de estilos que de minimalista creo que tienen poco. ¿Cómo definís vuestro sonido actualmente?

P: Buff, pues yo diría que es un poco lo que nos están diciendo últimamente, un rock muy desértico, muy de la “América profunda” [risas]. De todas formas no nos gusta encasillarnos en un estilo. Al final cuando empiezas a crear acabas encontrando un sonido que va surgiendo y cambiando y tampoco nos gusta definirnos con un estilo en concreto.

A: Para mi lo bueno que tenemos es eso, dentro de nuestra música hay temas muy variopintos y creemos que es lo más importante. Al final en el disco tenemos temas más punkis, temas con un toque más grunge, otros más poperos…

P: Ahora, en la crítica que nos hicieron en la web de Rock4Spain dicen que hasta hay un tema que tiene como groove, así que al final queda abierto a lo que le llegue a cada uno.

A: Pero bueno, resumiendo, creo que tenemos un sonido muy diverso y difícil de encasillar. Tal vez se pueda etiquetar como rock alternativo, que ahí entra de todo. Pero cada tema se puede meter en una etiqueta diferente.

P: Sí, al final tenemos temas como “What a Disaster”, que es más grunge, o como “Someone Else” que juega más al stoner. Nos gusta mucha música y vamos añadiendo detalles con cada cosa nueva que aprendemos.

El otro día preparando la entrevista me puse a repasar y vi esas cuatro preguntas chusteras que os mandé para mi otro blog, y resulta que solo han pasado dos años y lleváis tres en marcha, pero yo tengo la sensación de que lleváis toda la vida.

A: Qué guay, nosotros también tenemos esa sensación, la verdad. A veces parece que queda un poco lejano ese 2018/finales de 2017, que fue cuando empezamos a formar Yoko, pero la sensación es de que llevamos toda la vida con esto. Luego ves la primera banda tan lejana, y realmente tampoco hace tanto.

Yoko Factor - Mallorca Music Magazine

Y partiendo de ahí, ¿cómo veis la evolución de Yoko Factor desde esos primeros ensayos hasta lo que sois hoy?

P-A: Un cambio brutal, tanto en lo musical como en lo personal. Al principio era algo como para pasarlo bien y ahora es un proyecto real, con vistas de futuro, que esperamos que sea muy largo [risas]. Por supuesto, luego puede pasar de todo y tal, pero lo que tenemos claro es que no queremos quedarnos con la sensación de no haberlo intentado. Si nos vamos a pegar la hostia que sea con gusto, habiendo dado todo lo que tenemos.

Y en ese sentido digamos que Yoko Factor ha dejado de ser “mi hobby”, sino que ya es como “mi otro trabajo”, porque no deja de ser un trabajo al que hay que dedicarle muchísimas horas al día, claro, entre entrevistas, radio, fotos, ensayar, grabar, componer… Al final cada día vamos haciendo cositas.

Tenemos claro que cada día hay que hacer algo con la banda, de una manera o de otra, e intentar que forme parte de nuestro día a día teniendo en cuenta que cualquier detalle suma. Y al final eso lo hemos integrado mucho más a Yoko Factor.

Sí, muchas veces nos reímos porque nos ven aquí tomando cervezas y tal y es como “trabajo de oficina”, pero es que es así y al final es muy necesario, porque no van a venir a buscarte para que toques. Hay que currárselo, planificar cada paso y conseguir que tu proyecto tenga un interés hacia el oyente.

También hay veces que aquí en la isla por desgracia hay como, no quiero decir competencia, pero como que a veces el que un grupo esté más “de moda” se ve como algo malo, y debería ser todo lo contrario porque, coño, eso significa que se lo están currando. Un ejemplo reciente es el de Amulet. ¿Porque haya ganado el Pop Rock ya hay que decir que es un “enchufao”, que es que está de moda o algo? Pues no, este chaval se lo está currando como no se lo ha currado nadie, y hay que defender eso también.

Al final hay que intentar fomentar el compañerismo en vez de intentar pisarnos, crear piña entre los músicos de aquí, que al final estamos todos a lo mismo.

Entrando a comentar ya cosas de Primilege: editado de la mano de Mata la música y Nooirax Producciones, dos sellos que se toman muy en serio el underground del país. ¿Cómo surgió la relación y qué tal ha ido el trabajo previo hasta la salida del disco?

P-A: Pues estamos encantados, desde luego. Con esta gente es como si ya nos conociéramos de toda la vida, desde que empezamos a colaborar estamos en contacto constante por WhatsApp y redes sociales y es como si fuéramos amigos desde siempre.

En el caso de Nooirax, nos conocimos de casualidad cuando hicimos el intercambio con los chicos de Delphos, que tocaron ellos aquí y nosotros en Madrid. Y cuando estuvimos allí, el día antes de nuestro bolo fuimos a otro en la sala El Perro (donde iremos próximamente con Vanity Rose…) a ver a Golden Lips y Le Mur, que lo organizaba Nooirax. Entonces empezamos a hablar con él, le dijimos que somos un dúo, que somos de Mallorca y esas cosas, y nos pareció un tipo muy abierto. Luego ya, gente que lo conoce nos dijo “este tío controla, tenedlo bien fichado”. Nos comentaron que él había sido el primer mánager de Toundra, por ejemplo, y nos dijeron que de aquí podría salir algo guay.

A partir de ahí le pasamos nuestra propuesta, sin haber grabado el disco ni nada todavía. Él escuchó Deep In A Hole y ya le encantó. Que nos sorprendió, porque al final no es un tema especialmente currado, es el típico tema sencillo de tres acordes que nos salió en una jam session en el local de ensayo, y le encantó. Quiero decir, que tenemos canciones más elaboradas que Deep In A Hole, pero es verdad que es de las que más gusta.

Es que, desde mi punto de vista, es un tema que, dentro de su sencillez, define un poco vuestra personalidad como banda.

P: Pues ese sí que lo encuentro minimalista [risas].

A: Y el caso es ese, que tras escuchar Deep In A Hole ya nos dijo “oye, si vais a grabar algo, contad conmigo”. Todo eso justo antes de que llegase la dichosa pandemia, que lo complicó todo, porque queríamos grabar en marzo o abril y se tuvo que paralizar, pero en cuanto lo tuvimos grabado se lo enviamos y él enseguida dijo “vamos p’alante”.

Siempre nos está diciendo “que no os lo creéis, que sois un grupazo y no os lo creéis, de verdad” [más risas]. Un tipo majísimo, de verdad, nos trata súper bien y estamos encantados.

Yoko Factor - War Is Over

¿Y con Mata La Música?

P-A: Pues con Marc de Mata La Música también genial. Ha sido muy bonito porque no nos conocía absolutamente de nada y en cuanto escuchó nuestra música, directamente le gustó.

Habíamos hecho una lista de tropecientos sellos para enviarles el material y claro, muchos nos decían que no era un buen momento, otros pasaron de nosotros… y cuando empezábamos a perder la esperanza, este muchacho nos contestó al email con un tocho larguísimo diciendo que le apetecía mucho una propuesta así, muy diferente a lo que viene haciendo (anda metido en cosas más punk), pero se quiso arriesgar, empezamos a hablar y ya como si fuéramos colegas de toda la vida.

Y la verdad es que se ha partido la cara por nosotros. Es la edición en la que más esfuerzo y dinero ha puesto: entre la edición del vinilo, que está muy currado, la portada, que no le acababa de convencer la que le propusimos y él mismo habló con un diseñador y la pagó de su bolsillo… y así con todo. Que a lo mejor estamos hablando de cerca de 3.000 € y todo lo puso él sin conocernos absolutamente de nada, simplemente porque cree en el proyecto. La verdad es que ha sido brutal.

En su momento comentasteis que la base de las composiciones de Yoko es un poco la improvisación. Entonces, me gustaría saber si con Primilege también ha sido así o si habéis modificado algo en ese proceso.

P: La base sigue siendo un poco eso. Andrea saca un tema de batería o yo traigo un riff suelto pero al final el riff o el ritmo que podemos traer te pueden durar un compás, claro, y luego lo hemos ido desarrollando.

En Primilege todo son canciones que ya llevábamos trabajadas del local de ensayo, pero también hemos tenido la suerte de haber trabajado con un productor como Paco Loco. No es que haya hecho muchos cambios, pero sí que aportó muchas ideas y nos dio otra visión de dónde hay que meter caña, dónde no, dónde me puedo lucir, dónde es mejor que no… y ha sido un proceso de aprendizaje muy guay.

A: Además la composición ha sido algo muy mutuo, tanto en música como en letras hay mucho de los dos e igual han salido de estar aquí en el local pensando “y esta canción podríamos decir esto, tal…”. Lo cierto es que el proceso de composición nos pilló en un momento parecido en lo emocional y claro, los sentimientos de los dos encajaban y se podían plasmar muy bien en las letras, por lo que ha sido algo muy compenetrado.

Pues mira, también quería ahondar un poco sobre el tema letras. Me gustaría saber en qué os habéis basado principalmente, y si el componente feminista que envuelve a la banda en los últimos tiempos ha tenido una relevancia especial.

A: Bueno, siempre hay pinceladas de todo. Es verdad que la mayoría de letras en este disco han tirado más hacia cómo nos sentíamos los dos en ese momento porque justo nos pilló en un momento emocionalmente delicado a ambos, pero sí que tienen mucho de esa parte.

P: Claro, porque al final la base de tus sentimientos muchas veces va relacionada con tus valores. Partiendo de que yo “me siento así”, pero siendo consciente de ello, y el mensaje que finalmente sale sí que va enfocado a esa parte más feminista que pueda haber en nosotros.

A: Por ejemplo, en el tema “Dragon’s Fire”, que es una letra con la que nos identificamos mucho, viene a ser como una conversación frente al espejo con mi yo de niña. Cómo de niña tienes esa idea de que vas a conocer a tu príncipe azul y esas cosas y aún de mayor tienes esas pinceladas en tu cabeza y no las quieres tener, porque sabes que la vida en realidad no funciona así. Entonces habla de esa guerra interna entre lo que sientes, lo que quieres sentir y aquello que se te inculca que “debes” sentir.

P: Sí, con aquellas ideas que llevas de base y que hemos ido moldeando un poco con lo que realmente somos.

Yoko Factor - Mallorca Music Magazine

Y bueno, siguiendo un poco por ahí, hay que comentar el tema de la portada, que he visto que ya ha dejado algún comentario de los que no queríais, ¿verdad? [más risas]

A: No, bueno, al final sabíamos a lo que nos exponíamos con una portada tan llamativa y puede que polémica. Es verdad que nos daba un poco de miedo porque, por un lado es algo que quieres reivindicar, pero por otro sabes que hay una buena parte de la sociedad que no está preparada para eso.

Tampoco queremos que se nos desdibuje musicalmente con eso, que realmente es cierto tenemos unos valores y los queremos plasmar ya sea a través de la portada, las letras o en lo que sea, pero tampoco es el leitmotiv de Yoko Factor.

P: Exacto, realmente Yoko Factor no es un grupo reivindicativo en plan antisistema o ultrafeminista. Tampoco queremos que el proyecto sea algo que se utilice en ese sentido, pero es algo que está dentro de nosotros y tiene que salir de alguna forma, pero sin ánimo de ir dando lecciones a nadie, por supuesto. Al final el mensaje es free the nipple, porque si hubiera sido el torso de un hombre no generaría la misma reacción y es lo que buscamos, el poder decir “¿qué problema hay?”.

Pues entrando ya en el contenido del disco, siempre me mola rescatar aquellos temas que me llaman la atención. Uno de ellos ha sido “Bittersweet Sin”, intro acústica, rollete más introspectivo, un riff muy chulo, una sección instrumental muy currada…

A: Pues me mola que nos preguntes por esta porque fue de las primerísimas que hicimos, o sea que ha cambiado muchísimo. De hecho, ese inicio de guitarrita era la idea para toda la canción en sí, y de repente quisimos hacerla un poco más oscura, a Pablo se le ocurrió ese cambio y nos encantó como quedó, por eso la volvimos a rescatar, porque se iba a quedar fuera.

Así que nos hace especial ilusión que la hayas destacado por las vueltas que le dimos, los cambios que sufrió y el resultado final. Y también porque, al ser canción tan antigua y tan manoseada, se nos olvida que realmente está muy guay [risas].

Claro, porque con todo lo que ha pasado puede haber transcurrido mucho tiempo desde el primer tema que hicisteis del disco al último.

P-A: Pues hay algunas que han sido rescatadas y que no metimos en el EP de 2018, e incluso hay alguna de esta época que aún se ha quedado fuera.

Entonces hay un poco de todo, “Bittersweet Sin” o “What A Disaster” ya tienen un buen tiempo. También está “Fixing”, que era de un proyecto en solitario que tenía Pablo y también la rescatamos para darle otro toque. Y claro, hay un tiempo de ahí a las últimas como “Away From Home” o “Dragon’s Fire”, que tienen otro rollo más oscuro y acorde a cómo estábamos los dos en el momento de componer para el disco.

Pero está bien, porque creo que dentro del disco se ve la evolución de la banda y hay un poco de cada, todo dentro de un sentido.

Yoko Factor - Dancing Sober

He intentado evitar los singles porque ya están un poco más vistos, pero no puedo evitar preguntar por “Dancing Sober”.

A: Pues esta canción en un primer momento se llamó “Hattori Hanzo”. Y fue porque vino Jonás de la banda Hattori Hanzo a darnos una clase sobre tempos porque claro, nosotros de teoría musical no teníamos ni puta idea, pero de verdad, ni puta idea (risas), y él una vez nos hizo un comentario como de que todas nuestras canciones eran 4/4 y nos quedamos como… vale, y cómo hacemos otra cosa, que es que ni sabemos.

Total, que nos hizo una masterclass aquí en el local que estuvo muy divertida y, en base a esa clase, quisimos probar a hacer algo distinto, con lo que salió este tema. Y cuando entramos a grabar pues ya la terminamos de formar. Es guay porque fue un primer paso hacia crear algo diferente de lo que hemos hecho siempre.

P: Y lo que es la letra la terminamos nada, un día antes de grabar las voces en el estudio. Había trozos que no teníamos muy claro cómo cantarlos y allí en el estudio, comiendo una pizza por la noche, salió: “¿y si decimos nombres de capitales?”.

A: Porque lo de dancing sober sí que estaba claro, porque nos gustaba la expresión, pero el resto no. Y al final ha quedado un tema muy divertido, muy animado y mu simpático. Que pensaba que iba a ser de las que menos iban a gustar, porque rompe bastante con lo que suele hacer Yoko Factor, pero al final ha sido al revés, pa que veas cómo funciona esto.

P: Y bueno, el videoclip ya fue un pasote. Nos fuimos a una cantera abandonada a bailar y hacer el loco, se fundieron una botella de Jager entre todos, por lo que al final los únicos que hicimos honor al título de la canción fuimos Andrea y yo.

A: Ni la probamos. Nosotros dos cumplimos el título de la canción a rajatabla, sober, pero sober de verdad [risas]. No bebimos ni agua, con el calorazo que hacía. Acabé con las manos destrozadas… total, que fue muy divertido.

¿Y la última? Pues la última “Bonus Track”. Miro a Pablo porque me huelo a que es cosa suya, pero en fin, ¿de dónde sale eso?

P: Bueno, salió de lo típico que te pones a improvisar en casa y te acaba saliendo un temita. Pero va en la onda de lo que hablábamos antes. Es el tema en el que terminamos de plasmar esas emociones que teníamos Andrea y yo, cuando compartimos un momento, tirados en el local, hechos polvo anímicamente

A: Recuerdo el momento como si fuera ayer, que fue muy bonito y muy íntimo entre los dos de estar tirados en el suelo del local, llorando y haciendo la letra [risas].

Esos momentos son de los que no se olvidan, desde luego.

Y sí, lo cierto es que es una canción muy distinta del resto del disco y queríamos un cierre así, como “¿de dónde coño ha salido esto?”. No se incluirá en la edición digital pero sí en el vinilo, de ahí lo de bonus track.

Ya me habéis comentado que se ha quedado algo fuera del disco, pero ¿hasta qué punto? ¿Tenéis algo pensado o preferís centraros 100% en lo que hay aquí?

P: Sí que han quedado algunos temas fuera que verán la luz en próximos trabajos, pero visto lo que se nos viene por delante queremos darle toda la importancia al disco y exprimirlo a tope. De todas formas no vamos a parar de componer, experimentar con nuevos estilos.

A: Sí, también queremos tirar por algunos terrenos más oscuros. Pablo está probando con nuevas afinaciones, yo me he comprado un doble pedal (que aún no he probado) porque me apetecía probar eso, que igual ni sale, pero iremos viendo… por lo que seguiremos creciendo paso a paso.

Imagino que el hecho de estar en Bis·nte, Vanity Rose (hola Ana) o Metacorc influirá a la hora de crear para Yoko Factor.

A: Sí, sí, sin ninguna duda. No solo en la música en sí, sino en cuanto a aprendizaje. Por ejemplo, el tema afinaciones, que es algo que vas haciendo igualmente, pero estar en Bis·nte, por ejemplo, hace que nos dé ganas de incluir algo de eso en Yoko, a ver cómo nos queda.

P: Igual que a lo mejor escuchas un tema de Beyoncé y dices “joer, que ritmo de batería más chulo”, y lo fusionas. Está muy guay.

Yoko Factor - Invisible

Para ir terminando, y al hilo de lo que comentas de Beyoncé, siempre me mola preguntar a los músicos qué están escuchando actualmente, ya que muchos me sorprenden.

A: Pues lo último que estaba escuchando el otro día, una banda que he descubierto hace relativamente poco como son All Them Witches, que me han volado la cabeza. Es un estilo que no sé si haría, porque me tira algo más cañero, pero me parece espectacular, y de todas formas una acaba cogiendo esas influencias e incorporándolas.

P: A mí, por ejemplo, lo último que me ha volado la cabeza totalmente han sido Bala. Porque claro, también es un dúo, compartimos formato en ese sentido, y aunque el estilo sea diferente al nuestro acabas absorbiendo de alguna manera ciertas cosas. Desde que las vimos aquí en Es Gremi no escucho otra cosa.

Menudo conciertazo.

P: Pues sí, aparte estuvimos hablando con ellas, nos comentaron que les gustó Yoko Factor y estamos en contacto, así que ¿quién sabe si algún día podemos hacer algo juntos? Para nosotros sería increíble.

Y para terminar: ¿cuáles son los planes de futuro para Yoko Factor en estos momentos? ¿Alguna salida a la península?

A: La idea, sobre todo, es empezar a salir de la isla. Mallorca es el sitio que nos ha visto nacer y a tope, pero al final aquí es Es Gremi, Factoria y muy poquito más. Por supuesto haremos la presentación oficial aquí, en Es Gremi, pero la idea es empezar a movernos más por fuera.

De hecho teníamos un concierto previsto en Madrid para el 3 de octubre, pero justamente coincidía con la final del Pop Rock, por lo que hubo que aplazarlo y está pendiente. También tenemos uno en Barcelona a través de Mata La Música, y la idea es esa, ahora que se empieza a abrir todo un poco más, hablar con Álex (Nooirax) e ir empezando a programar fechas, algún festival y lo que vaya saliendo.

Ahora hemos ido haciendo bolos para ir ganando algo de pasta, igual que con el merch (que al terminar hablaremos de eso, Pozas… jejeje), y ya empezamos a preparar la presentación oficial del disco, que será el día 5 de diciembre aquí en Es Gremi, y luego ya iremos viendo. Pero nos queda muchísimo camino por recorrer y tenemos muchas ganas.

¡Y que yo lo vea! Pues eso es todo por nuestra parte, muchas gracias por cederme un ratito para esta charla. Ojalá os vaya genial con Primilege y ahora os acompañaré al programa Mangapalluza de Sputnik Radio a robarles dos birras y a por todas.

P: Por nuestra parte, ya se lo estuvimos comentando a Kiko, que Mallorca Music Magazine para nosotros es un regalazo de la hostia. Un medio que hace lo que hacéis vosotros es muy de valorar y lo apreciamos muchísimo. Así que muchas gracias por todo.

Yoko Factor

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Aquí Jose, un apasionado del Rock y el Metal en prácticamente todas sus vertientes. Escribo en varias webs (La Poza del Meh, Dioses del Metal, Necromance Magazine) y colaboro en El Fantasma de la Opera Radio y la plataforma Heavy Balears.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: