Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 14 marzo, 2024

El Kanka en Trui Teatre

Fotografías de Xavi Vidal
Crónica de Patricia Gelabert
El Kanka en Trui Teatre - Mallorca Music Magazine

Palma, sábado 9 de marzo de 2024

Las cosas de los vivientes, las cosas del Kanka

 Por Patricia Gelabert
 Xavi Vidal (ver galería)

Juan Gómez Canca, más conocido musicalmente como El Kanka, actuó el pasado sábado 9 de marzo en el Trui Teatre, haciendo prácticamente un lleno y congregando en la sala a más de mil personas.

Se encendieron las luces del escenario algo más tarde de las 20 h, dejando ver una escenografía que contaba con varios focos y una pantalla en la que se podía leer ‘Cosas de los vivientes’, frase que da título a su último álbum, y que combinaba con la palabra ‘diferente’.

¿Por qué diferente? Porque en esta gira de conciertos no viene a presentar solamente su último trabajo. A la entrada, el público encontraba unas postales en las que se pedía el título de una canción que quisieran que se cantara durante la noche y una urna donde meter esas postales que, posteriormente, encontraríamos sobre el escenario. De esa urna, el cantautor malagueño sacaba 15 tarjetas y, con ellas, cantaba 15 canciones elegidas por el público. Es por eso que cada concierto es diferente y, aunque coincidan los títulos, será difícil que coincidan en el mismo orden en una ciudad o en otra. Y todo eso lo explicaba perfectamente después de haber abierto el concierto, guitarra en mano, con la canción que da nombre al disco y a la gira: “Cosas de los vivientes”.

Empezaba así la ronda de peticiones, siendo la primera canción “Volar”, una de las míticas del artista y que no podían faltar en un concierto tan especial. Llegaron después “Me gusta”, y “El día de suerte de Pierre Nodoyuna”, canción con muchísima letra y que paró a la mitad para hacer una reflexión en voz alta: “¿de verdad Kankilla del pasado? ¿Era esto lo que de verdad querías decir?”, con lo que se ganó las risas del público y, sin más dilación, siguió a lo suyo hasta finalizarla.

Dejadme, por favor, que yo prefiera cuidarme más por dentro que por fuera.

Así empezaba la siguiente canción, “Guapos y guapas”. Haciendo esta bonita reflexión en un momento en el que parece que la estética importa más que el interior en la era de las redes sociales y la inmediatez con la que queremos todo. Y con ella, llegaba también “Andalucía” y “Querría”.

Hay que destacar del Kanka que, solo en el escenario, sin nada más que el juego de luces, la guitarra y la pantalla, lo llenó todo. Supo ganarse al público desde el principio con su soltura, su desparpajo y su naturalidad. El de Málaga, como buen andaluz, dio rienda suelta a su guasa y picardía, e hizo vibrar a un público totalmente entregado y, sobre todo, muy diverso. Tanto que, en una noche de emociones y, en mitad del concierto, hizo una mención especial a su fan más longeva, de 98 años, asistente en esos momentos al recital. Y, siguiendo con la emotividad de la noche, le tocaba el turno a “Qué bello es vivir”, petición que venía con la dedicatoria a una pareja que se casa el próximo otoño en la tierra del cantante.

Los reguetoneros no tienen tanta letra. Yo me meto a veces en unos fregaos…

Y en este fregao, como él decía, se metía al cantar “Instrucciones para bailar un vals”. Canción con la que volvía a las letras interminables y que provocó las risas del público al escucharle cantar, a toda velocidad, este vals que forma parte de su disco De Pana y Rubí de 2015, con el que llegaba al ecuador de la noche. Venían después “Sencillo”, “Vente”, “No jodan la marrana” y “No se dice suerte”, siguiendo con las peticiones del público. Iban a ser 15 canciones electas (y selectas) y ya llevábamos una docena. La cosa siguió con “Lo mal que estoy (y lo poco que me quejo)” y “Sí que puedes”, una oda al amor propio, al coraje y a la valentía, con unos acordes de ukelele tan bellos que despiertan sensaciones hasta al más necio.

A colación de esta última, y para cerrar la quicena, llegaba “Eres”. Si la anterior es una oda al amor propio y a la valentía de poder cumplir tus sueños, esta es una oda al amor ajeno. Al amor sentido y correspondido que te da sentirte en casa: “Y tú no te das ni cuenta / llegas como si nada / no sabes que lo llenas / todo con tu llegada”. Y con su llegada, la del Kanka, y con el concierto que ofreció en el Trui Teatre, solo con su guitarra, él sí que lo llenó todo. De principio a fin. Y de eso tenemos que empezar a hablar: del final del concierto.

Se venía bis anunciado al principio de la noche y, aunque no lo pareciera, habían pasado casi 90 minutos y tocaba empezar a despedirse. Ya no había hueco para más peticiones, y él mismo se encargó de poner broche de oro a una noche mágica con una selección de tres de sus mejores temas: “Por tu olor”, “Para quedarte” y su mítica “Canela en rama”, que empezó mezclándola con “No estamos locos”, de los reconocidos Ketama.

No sé si estaremos locos o no, lo que sí puedo decir es que un concierto de El Kanka es de las mejores cosas que te pueden pasar para ser feliz. Sus maneras, su deje, el acento, la guasa, el descaro, y todo eso sumado a una voz muy especial y reconocible y mucho arte para tocar la guitarra, hacen de él uno de los cantautores más especiales del panorama musical.

Kankilla, vuelve pronto a Mallorca, guitarra en mano, y cocinamos mucha canela en rama.

La actitud de el Kanka, tan positiva y campechana, que lo hacen cercano y te conectan más si cabe a su música.
Siendo tan cercano, se desvirtúa la imagen de “cantautor de sala pequeña” en un teatro tan grande como el Trui. Pero, ¿qué le vamos a hacer si lo llena todo?

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Con más pasiones que horas disponibles. Como músico frustrado, encontré un nuevo vínculo con la música en el mundo audiovisual. Más de vídeo que de foto, más de fosos que de público.

Escritora y soñadora a tiempo completo. Fiel al cuero y las tachuelas, a los labios rojos y a las primeras filas de los conciertos.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: