Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 27 septiembre, 2022

Así fue la final del Pop Rock 2022

Fotografías de Luis Sergio Carrera y José Luis Luna
Opinión y crónica de Kiko Frechoso
Bilo - Mallorca Music MagazineBilo

Palma, sábado 24 de septiembre de 2022

Final del Concurso Pop Rock de Palma 2022 en Ses Voltes

Una final a la altura

Tras unas semifinales bastante flojas en cuanto a presencia de espectadores, el público acudió a la llamada y pudimos disfrutar de un gran ambiente en la final, tan solo deslucido en el último tramo por culpa de la bendita lluvia. Por tanto, es de justicia agradecer al público su asistencia, ya que sin ellos la final no habría sido lo mismo.

Aún así, seguimos pensando que el gran reto del Pop Rock continúa siendo atraer en masa a la ciudadanía de Palma, y no solo a la gente del mundo de la música. Dada la calidad de las propuestas que se presentan, el espectáculo está más que asegurado. Falta que el gran público lo sepa, hablamos de aquel que llena los conciertos de la Revetla o acude en masa a los grandes festivales de verano. No decimos que sea una tarea fácil, en esta revista lo sabemos de primera mano, pero hay que intentarlo.

Nuestras más sinceras felicitaciones a la organización, que estuvo a la altura del evento. También al jurado, aunque este año nos haya castigado a los más rockeros y/o metaleros. Todos sabemos que no es una labor sencilla y que no se puede agradar a todo el mundo. En cualquier caso, nos gustaría dejar una crítica constructiva en el buzón de sugerencias, y es que este año hemos echado en falta mayor variedad de géneros musicales entre los semifinalistas. Y no lo decimos por una cuestión de preferencias, sino porque creemos que una representación más diversa beneficiaría al concurso generando mayor expectación y atrayendo más público.

Por último, nuestra más cordial enhorabuena a los finalistas, pues derrocharon calidad y entrega sobre el escenario y nos hicieron disfrutar de grandes momentos. También al grupo invitado, The Cicely Satellites, que ofrecieron un concierto soberbio. Muchas gracias a todos y larga vida al Pop Rock.

REPORTAJE I SEMIFINAL REPORTAJE II SEMIFINAL

MARC MAS Y AMIGOS

A Marc Mas le tocó abrir la final, probablemente el puesto más complicado, aunque esta vez el trago no fue tan amargo como el de los grupos que abrieron en semis, pues cuando salió ya había abundante público en Ses Voltes. Batería y voz alternativa en Bilo, este año también se presentó al concurso con sus propias composiciones, y no le ha ido nada mal a tenor del tercer puesto obtenido. Junto a él, dos de sus compañeros en Bilo: Driss Stadig al bajo y Tomi Solbas a la batería.

Marc nos desgranó un variado repertorio de temas suaves y melódicos. Algunos de clara inspiración brasileña, otros de corte muy clásico. La propuesta de Marc es delicada, sutil, quizás más apropiada para cafés y teatros que para escenarios como el del Pop Rock. Tal vez por eso dejó a buena parte del público indiferente, salvo en los contados momentos en que los músicos se entregaban a las partes más instrumentales y hacían brotar la magia. He de confesar que me sorprendió su tercer puesto, pues creo que su propuesta está todavía por madurar. Que Marc es un gran músico nadie lo duda, y su merecido primer puesto con Bilo así lo atestigua. Es cuestión de tiempo que termine de darle forma a este proyecto en solitario.

IURIPUSKAS

Tras Marc Mas llegó el turno de Iuripuskas, un grupo indie rock mallorquín que nos dio a probar su cóctel a base de pop alternativo, shoegaze y psicodelia. El origen de este quinteto se remonta a 2017, pero su debut discográfico no se ha materializado hasta este mismo verano, con el magnífico EP Derroter Núm.3, Tom II (Bubota, 2022). La formación está compuesta por Jordi Guiol (voz y guitarra), Miquel Corró (guitarra), Joab Epifanio (bajo y voz), Edu Marín (sintes) y Erik Jorgensen (batería).

Iuripuskas arrancaron con energía con su «Modes Boomerang», cosa que agradecimos tras la propuesta tan melódica que les precedió. Su «Camins de pedra seca» sonó cuando la noche se cernía sobre Ses Voltes, ayudando, junto a la iluminación, a crear una atmósfera muy especial sobre el escenario. Se trata de un épico tema erigido de menos a más, donde destacaron el marcado sonido del bajo y las cautivadoras texturas que fue tejiendo el sintetizador. En «Antiparticules», en cambio, disfrutamos más de la guitarra solista, que dibujó bellos mandalas sonoros antes de integrarse en un final bailable. Para acabar, se desmelenaron al grito de «Minimal techno» con una breve y extrafalaria canción muy lejos de sus coordenadas, lo cual tuvo su gracia. Una buena actuación, si bien la habrían redondeado con algo más de dinamismo y un poquito más de pegada.

BILO

Y llegó el turno de Bilo, el joven grupo mallorquín, viejo conocido de la escena local, que ya fue finalista en la pasada edición del concurso. Poseedores de un estilo único e inimitable, con el transcurso de los años han evolucionado del pop psicodélico de sus inicios hacia un estilo más ecléctico, siempre lejos de las tendencias del momento. La formación esta compuesta por Driss Stadig a la voz y la guitarra, Marc Mas a la batería y la voz, Tomi Solbas a la guitarra, los teclados y la voz, Sebastian Bass al bajo y Víctor Ariza a los teclados.

Comenzaron su sesión con la emotiva «Charlie is in New York», y desde el principio ya los vimos más concentrados y enchufados de lo habitual, sonando muy bien, gustándose y transmitiendo su característico buen rollo. Bilo se conocen tan bien y tienen un estilo tan desenfadado que a veces pudiera parecer que no le están poniendo ganas, a pesar de sonar de lujo. No fue así en esta ocasión. Los músicos salieron muy motivados y todos brillaron con luz propia, coordinándose de maravilla y consiguiendo un sonido rico y lleno de matices. «Catch de Fool» sonó impecable, con su inconfundible y juguetona intro de teclado, secundada por esos psicodélicos rasgueos de guitarra. Para «Time in Between» comenzaron con sus habituales cambios de instrumentos, pasando Driss a la batería y Marc a la guitarra y la voz. Buenas líneas de bajo y teclado, contando con un acompañamiento de guitarra muy dinámico a cargo de Tomi. También introdujeron una variación en la parte final, aportando nuevas sensaciones para los que ya conocíamos la canción. Para finalizar, Driss cedió la batería a Tomi y se personó de nuevo al micro antes de entonar la luminosa «We Should Dance Together». Con este tema, aún por publicar, alcanzaron el punto más álgido de su actuación, trasmitiendo muy buenas vibraciones y poniendo a bailar al público que se congregaba a los pies de la catedral. Gran show y merecido premio.

BLACK SEA DELUGE

Para muchos, uno de los momentos más esperados de la noche fue cuando el dúo Black Sea Deluge pisó el escenario de Ses Voltes. El madrileño Gurri Campuzano (batería y sintes) y el sudafricano Gareth Hall (Diddley Bow y percusión) han construido una propuesta muy currada donde consiguen que dos personas suenen como una banda completa. El secreto está en los samples y loops que incorporan y en el agresivo sonido del Diddley Bow, un instrumento fabricado por el propio Gareth utilizando una cuerda de bajo y otra de guitarra. Garage rock bailable, aderezado con psicodelia y ritmos electrónicos, para una propuesta compleja y bien trabajada a nivel de sonido.

El dúo comenzó sonando de manera bestial con «Mountain», hasta que varios problemas técnicos enturbiaron su arranque. Aún así, tiraron de pundonor y consiguieron reponerse, y hacia la mitad del tema ya volvían a cabalgar salvajemente. Gareth, elegantemente vestido de blanco, a conjunto con Gurri, comenzó a impartir lecciones de carisma sobre el escenario. Sin una gran voz ni un dominio técnico apabullante, lo que le falta lo compensa con chulería y descaro, mientras el incansable Gurri realiza una exhibición de energía a las baquetas, dejándose la piel en cada redoble. En su segundo tema, «I Know You D0n’t Wanna Dance», consiguieron volar muy alto, tejiendo una densa atmósfera que nos atrapó desde el primer momento. Gareth sacó unas maracas amarillas y reivindicó el sentido de la expresión «estar como unas maracas». Cerraron su actuación con un tema titulado «Go», más agresivo que el anterior y con un rollo increíble, a pesar de la regulera voz de falsete de Gareth. En esos momentos eran la estridencia hecha arte. Se divirtieron, nos divirtieron y Gareth se despidió con sorna: «Black Sea Deluge, 100% mallorquín». A mi parecer, fueron merecedores de más.

JANE YO

Los de Sineu ya ofrecieron una de las mejores actuaciones de semifinales, por lo tanto partían de una posición privilegiada para lograr algo grande, y al final lo consiguieron. Este veterano cuarteto de rock alternativo, que inicio su andadura en 2014, coquetea con subgéneros como el post punk, el shoegaze o el dream pop para levantar sus características atmósferas y texturas de corte introspectivo. Jane Yo está compuesto por August Cortès (voz y guitarra), Jorge Sevilla (guitarra y sintes), Jose Troia (bajo y teclados) y Miquel Blai (batería).

Si en la ronda anterior apostaron por un estilo más íntimo y reflexivo, en la final cambiaron de táctica y se volvieron algo más «accesibles», sonando más optimistas y luminosos. En su primer tema, «Get to Know Me», salieron enchufadísimos, con ganas y el volumen a tope. Para el segundo, «From Now On», comenzaron a trabajar sus características y magnéticas atmósferas, pero divirtiéndose sobre el escenario. Los de Sineu desplegaron su habitual bloque de sonido, compacto y sin fisuras, pero con más garra aún que en semifinales. Esta dinámica también se evidenció en «Forest Whales», su siguiente tema, donde sonaron intensos y emotivos. Por tanto, no sorprendió que cerrasen su sesión con «That Place», su tema más conocido y bailable, sacado de su EP Continue (2017). Quizás el mejor momento de su actuación. Para mí, estuvieron al nivel de Bilo, pues también mejoraron sus prestaciones en la final, siendo justos merecedores de uno de los 3 premios principales.

FORASTER

Tras su brillante actuación en semifinales, los de Felanitx se presentaron en la final a por todas, congregando a su parroquia en Ses Voltes que animó cual hinchada futbolera. Foraster juegan en la liga del noise, aderezado con tintes psicodélicos y una puesta en escena muy hardrockera gracias a la voz y la presencia de José Cerro, su cantante. Le acompañan en esta aventura Miguel Torres (guitarra), Toni Fiol (bajo), Jaume Amengual (teclados) y Joan Roig (batería).

La banda salió como un tiro entonando el «Dat y beneït», con José Cerro en modo histriónico y Joan Roig aporreando la batería como un poseso. El estudiado hieratismo de los músicos, vestidos con camisas negras y llamativas corbatas naranjas, contrastaba con el dinamismo de José, que se movía libremente por el escenario con su propio atuendo. Una puesta en escena que representaba la viva imagen de su música: un bloque de sonido agresivo, repetitivo e insistente puesto al servicio de la expresividad de su frontman. Esta atractiva fórmula se evidenció con total claridad en su segundo tema, donde un riff  de guitarra obsesivo e inquitante se repitió sin cesar, secundado por un bajo anclado todo el tiempo en la misma nota y la batería reincidiendo machaconamente en el mismo ritmo. Un patrón que, en líneas generales, se replicó en todo su repertorio. El único instrumento con algo más de libertad para saltarse las reglas fue el teclado, cuya sonoridad a lo Hammond nos transportó a épocas lejanas y gloriosas. Cerro, a la voz, estuvo notable durante toda la actuación, derrochando carisma y recursos, como en un fragmento donde entonó unos lastimeros quejíos muy cercanos al cante jondo. Finalizaron por todo lo alto con «Viu», cuyo acelerado y obsesivo riff amenazaba con volarnos la cabeza. A pesar de ciertos problemas de coordinación en momentos puntuales, Foraster ofrecieron una gran actuación y creo que fueron merecedores de algo más.

THE CICELY SATELLITES (artista invitado)

Para finalizar la velada, pudimos disfrutar de la soberbia actuación de los históricos The Cicely Satellites, ganadores del concurso hace 25 años. Una banda que nació a finales del pasado siglo recogiendo influencias de grupos como The Doors, Sonic Youth o Jane’s Addiction.

La formación actual está integrada por Jordi Herrera (voz y guitarra), José Miguel Puigserver ‘Púter’ (bajo), Lluis Bestard (batería), Zahara Muñoz (teclados y voz), Ben Hardy (guitarra) y Adela Peraita (voz y percusión), quienes ofrecieron un gran despliegue de energía sobre el escenario, demostrando estar en muy buena forma y poniendo a buena parte del público a bailar.

Su animada actuación, planteada de menor a mayor intensidad, estuvo compuesta por temas en inglés, catalán y castellano. Al final de la misma, la lluvia hizo acto de presencia y desbandó a parte del público, pero no logró deslucir del todo la gran fiesta que los Satellites estaban montando.

IB3musica - Final del Pop Rock de Palma 2022

ENTREGA DE PREMIOS Y ACCÉSITS

PREMIOS PRINCIPALES

  • 1er premio (Premio Toni Reynés) – Bilo
  • 2do premioJane Yo
  • 3er premioMarc Mas Carbonell

ACCÉSITS

  • Espora Records: Black Sea Deluge
  • Fira del Disc a Mallorca: Foraster
  • Mallorca Live Festival: Jane Yo y Bilo
  • Es Gremi: Foraster
  • Sputnik Radio: Bilo
  • Enderrock: Iuripuskas
  • Maraca Club: Iuripuskas
  • Alhambra Monkey Week: Bad Shades
  • Mobofest: Cadmus
  • Cranc Festival: Black Sea Deluge
  • Contrast Mallorca: Majava

 Síguenos

Fotógrafo de la escena musical española y local desde 2010.
Colaborador de festivales y revistas de ámbito nacional, ha expuesto en diversas ciudades españolas y en el extranjero.
Fotógrafo en Mallorca Music Magazine.

Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.

Apasionado de la música y el diseño web. Codirector de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de programador, diseñador web, editor y redactor.

No hay comentarios

Deja un comentario