Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 17 julio, 2022

Roberto Fonseca Trío ofrece en Pollença un viaje jazzístico por el mar latino

Fotografías de José Luis Luna
Crónica de Fátima Yráyzoz
Roberto Fonseca Trío - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, jueves 14 de julio de 2022

Concierto de Roberto Fonseca Trío en el Claustre de Sant Domingo, Pollença

Presentación del Alternatilla Jazz Festival 2022

En un marco incomparable, el claustro de Sant Domingo en Pollença, el pianista cubano Roberto Fonseca ofreció, el pasado jueves 14 de julio, el que sería el concierto de presentación del nuevo cartel del Alternatilla Jazz Festival 2022. Cabe mencionar que Fonseca ya participó con grán éxito en la pasada edición, que hacía homenaje a la isla caribeña en sus dos recitales realizados en Mallorca y Menorca. En esta ocasión el programa está dedicado a Italia como país invitado.

A pesar de las altas temperaturas, el público consiguió llenar tres cuartas partes del aforo. El escenario, rodeado por las bellas columnas del patio porticado, lucía engalanado para la ocasión, realzado por la mágica atmósfera de la elegante iluminación del claustro. Entre los asistentes se encontraban, atentos y entusiastas, un grupo de 15 alumnos de la Escuela de Experimentación Musical, quienes habían participado en el taller denominado ‘Un mar de jazz’, impartido por el maestro cubano. Posteriormente subirían a escena para interpretar un tema compuesto especialmente para ellos, de título «Tramuntana». También pudimos ver entre los presentes algunos rostros conocidos, entre ellos el del famoso productor televisivo Emilio Aragón, quien se encuentra pasando unos días en nuestra isla.

Acompañado por su pareja de paisanos, los excelentes y virtuosos músicos Yandy Martínez (contrabajo) y Ruly Herrera (batería), con quienes conforma un compacto trío, subió a escena Fonseca ataviado a su manera habitual: traje de chaqueta con chaleco y su ya característico sombrero, dejando oculto su rostro a excepción de su amplia y simpática sonrisa. Talento, virtuosismo, aunque sobre todo mucha, muchísima pasión y soltura en las tablas, es lo que demostraron cada uno de los miembros de este consolidado trío bajo la batuta del prolífico pianista y compositor. Roberto cuenta con una afamada trayectoria en el mundo del jazz, destacando su etapa en la mítica y aclamada banda Buena Vista Club Social, exitosamente documentada por los cineastas Win Wenders y Fernando Trueba.

Como bien indica el término anglosajón play, que traducimos en español por «jugar» y también por «tocar», el Fonseca Trío, en sus más de 90 minutos de concierto, «jugó» con soltura entre los compases de un amplio abanico de estilos musicales.

Como bien indica el término anglosajón play, que traducimos en español por «jugar» y también por «tocar», el Fonseca Trío, en sus más de 90 minutos de concierto, «jugó» con soltura entre los compases de un amplio abanico de estilos musicales. Soul, funk o blues, magníficamente aderezados con la frescura de ritmos del son afrocubano, desfilaron por el repertorio de este maestro del jazz latino. Haciendo gala en todo momento de su simpatía y su ‘sabrosa’ sensualidad caribeña, Fonseca supo «jugar» con maestría con las teclas del piano clásico y eléctrico. Con igual destreza, Yandy Martínez interpretó varios solos al bajo y al contrabajo, siempre acompañado por el compás de las elegantes baquetas de Ruly Herrera a la batería.

Ya desde los primeros temas, en su mayoría pertenecientes a su último trabajo Yesún, como «Aggua» o «Mambo pa la niña», el cubano solicitó la participación de los presentes en lo que anticipó como un concierto lleno de sorpresas. Con esta entrega el maestro soltaba sus manos de las teclas para coger la batuta y animar al público a acompañarle y entonar varios de sus estribillos, como el de «De Cuba soy». En otras ocasiones, Fonseca emitía sutiles quejidos en un tenue y elegante tono, imitando instrumentos de jazz al igual que hacía Aretha Franklin. De los compases criollos de Nueva Orleans fue capaz de arribar hasta sus raíces afrocubanas con el «Cubano Chant», una plegaria ofrecida a ‘Shangó’, el patriarca de los dioses y orishá de la religión afrocubana. Después, sin apenas pausa, la sesión jazzística continuó navegando por reconocibles melodías, como la popular «Bésame mucho».

Finalmente, para poner el broche a la velada, Fonseca no dudo en invitar al entregado público a levantarse de nuevo de sus asientos y bailar al son de esta gran fiesta de jazz latino, fiesta que nos dejó a todos un inmejorable sabor de boca.

 Síguenos

Fotógrafo de la escena musical española y local desde 2010.
Colaborador de festivales y revistas de ámbito nacional, ha expuesto en diversas ciudades españolas y en el extranjero.
Fotógrafo en Mallorca Music Magazine.

Periodista y productora musical. Me formé en Madrid, en el grupo Prisa: Canal Plus, Cadena SER. Siempre atraída por la música, he colaborado en revistas como Neo2 o suplementos como Tentaciones de El País o el del Diario La Provincia en Canarias. De mi pasión por el flamenco, la cual me viene por mi raíz andaluza y del cual me considero una gran aficionada, conservo muy buenos recuerdos, ya que tuve la fortuna de conocer a los más grandes de este arte como cronista para Diario de Cádiz, Diario de Sevilla y la revista especializada La Caña.

No hay comentarios

Deja un comentario