Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 18 marzo, 2022

La misa oscura y elegante de Rotting Christ en Es Gremi

Fotografías de Luis Sergio Carrera
Texto por José Pozas
Rotting Christ - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, martes 15 de marzo de 2022

Concierto de Rotting Christ en Es Gremi

Y por fin, tras demasiado tiempo, Deathlight Music nos traía una banda internacional, una banda de renombre para saciar la sed de los metaleros de Mallorca. Los griegos Rotting Christ, mítica formación con más de treinta años de trayectoria, se acercaba a nuestro país tras los dos años de parón obligado por lo que ya sabéis todos.

Tras una serie de fechas verdaderamente exitosas en Valencia, Vitoria y Zaragoza, la banda de Atenas se daba una vuelta por Mallorca y se plantaba en Es Gremi, seguramente la sala más grande de su periplo por nuestro país, dispuestos a demostrar por qué son una banda tan respetada en los ámbitos del Metal extremo. No era fácil, era martes y a veces cuesta sacarnos de casa incluso un sábado, pero hubo una más que digna entrada en la sala ya que había ganas de una noche de Metal como la que vivimos.

De esta forma, a las 21:20 empezaba a sonar la intro y, tras ella, la banda arrancaba con el tema «666» del álbum Kata Ton Daimona Eaytoy, que fue el principal protagonista del setlist. A partir de ahí, el show fue de menos a más, al igual que el ambiente en la sala. Al principio un sonido algo embarullado y el contraste con el estilo más contundente de Raknosis, la banda que les precedió,  descolocaron un poco a más de uno pero, a medida que el bolo fue avanzando, Rotting Christ fueron convenciendo a la parroquia.

Con Kostas Spades (bajo) y Kostis Foukarakis (guitarra) sin dejar de cabecear y contagiando con ello a más de uno, Sakis Tolis liderando el show con su elegancia habitual y su hermano Themis, que llegó algo justito de salud, conduciendo los temas desde la batería, la banda desplegó un show contundente y profesional, con todos los detalles cuidados al milímetro. Fue un concierto algo corto para mi gusto, hora y cuarto de actuación y catorce temas, como han venido haciendo toda la gira, pero al menos lo llenaron de actitud. Con Sakis bastante majete, chapurreando algo de castellano en los agradecimientos a la promotora, la sala y demás y todo el conjunto sonando con mucho empaque.

El concierto empezó a subir puntos a partir de la versión del Societas Satanas de Thou Art Lord, que ya casi han hecho suya, y que provocó un masivo circle pit, seguida de In Yumen-Xibalba y Grandis Spiritus Diavolos, alcanzando el punto álgido de ebullición justo antes de los bises.

Finalmente, dos temas de la era clásica de la banda como The Sign Of Evil Existence y la imprescindible Non Serviam, dieron por finiquitado el show. Un concierto potente de una banda que ha ido evolucionando en su estilo, dejando de lado el Black primigenio de sus inicios y metiéndose en una onda más melódica, jugando más con el aspecto ambiental y ritual, cosa que se nota en los shows.

Sea como sea, creo que Rotting Christ es una de esas formaciones que cuentan como seguro de vida, ya que ver un mal concierto suyo es como acertar un catorce en la quiniela. Te puede pasar una vez en la vida y aún así es realmente complicado.

 Síguenos

Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.

Aquí Jose, un apasionado del Rock y el Metal en prácticamente todas sus vertientes. Escribo en varias webs (La Poza del Meh, Dioses del Metal, Necromance Magazine) y colaboro en El Fantasma de la Opera Radio y la plataforma Heavy Balears.

Comentario: 1

  • Ray

    Responder 22 marzo, 2022 - 01:32 h.

    Buena reseña y bonitas fotos. Coincido bastante con lo dicho. Sonido «extraño» al principio, pero fue mejorando conforme avanzaba el concierto. Otra cosa que añadiría es que al menos desde mi posición se escuchó poco el bajo, algo que me sorprendió porque en otros shows que les he visto el bajo tenía muchísima presencia, pero bueno, esto también depende a veces de la posición exacta que ocupes en la sala. Concierto demasiado corto para mi gusto también. Hace mucho tiempo que se hizo costumbre en muchos grupos extremos tocar poco más de una hora aún siendo cabezas de cartel, pero en bandas con tanta trayectoria lo suyo sería hora y media. El repertorio en general bien, mi disco favorito fue el más representado, pero aparte de eso, yo habría cambiado 3 o 4 temas y metido alguno de Khronos y A Dead Poem. Pero en fin, en esto cada uno tiene su setlist ideal. Por lo demás, muy buen concierto y una agradabilísima sorpresa tener en Mallorca a una de mis bandas favoritas.

    Un saludo.

Deja un comentario