Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 12 octubre, 2022

Así vivimos la experiencia de un concierto «secreto» en el Sofar Sounds Mallorca

Fotografías de Max Segura
Crónica de Fátima Yráyzoz
Sofar Sounds Mallorca por Max Segura - Mallorca Music Magazine
Fotografía por Max Segura

Palma, viernes 30 de septiembre de 2022

Concierto «secreto» organizado por Sofar Sounds en el carrer Sant Feliu de Palma

Bajo el reclamo de ofrecer un evento diferente en el que prima la sorpresa de poder asistir a un concierto «secreto», para oídos atentos y curiosos, en un ambiente original, se celebró en Palma el segundo evento de la plataforma Sofar Sounds en Mallorca. Tras el éxito cosechado en su estreno el 4 de agosto, el pasado 30 de septiembre organizaron una nueva cita de la mano de sus promotoras, la pareja formada por Aninha Paschoal y Bruna Risette.

La propuesta, que nació en Londres en 2009, viene avalada por el éxito en las más de 300 ciudades en que se celebra en la actualidad. En España el Sofar entró por Barcelona y posteriormente dio el salto a Madrid. Sin embargo, no deja de ser un enorme reto esta curiosa oferta para lograr captar a un público que debe comprar a ciegas y con antelación su entrada, sin saber el lugar ni los artistas que le van a ofrecer. Por ello, los que finalmente se atreven a aceptar las condiciones de este reto, que funciona casi como un juego, en su mayoría lo hacen convencidos de que encontrarán un ambiente alternativo de atrevidos y curiosos, de amantes de los ambientes íntimos e informales y de incondicionales de la música sin reservas.

Para esta segunda entrega en Mallorca, la ciudad elegida volvió a ser Palma y del lugar sólo se adelantó que sería en el céntrico barrio de la Lonja. De esta manera, 36 horas antes, según lo previsto en el protocolo del Sofar, fue desvelado el recinto: un pequeño callejón al aire libre, ajardinando y con mucho encanto, que se encuentra en el carrer de Sant Feliu, del cual incluso muchos palmesanos desconocen su existencia. Con una mínima logística, porque ese también es el propósito, crear un clima cálido e informal que te haga sentir como en casa, el día señalado colocaron un pequeño escenario y una barra lateral para pedir bebidas y comida. A pocos metros se ubicaban la decena escasa de sillas y bancos para el público, que no fueron imprescindibles pues gran parte del casi centenar de personas que acudió al evento trajo de casa cojines y grandes pareos para extender en el suelo y poder así disfrutar del espectáculo cómodamente y bien cerca de los artistas.

En Mallorca Music Magazine quisimos conocer las inquietudes con las que venían algunos de los asistentes. Como Amanda, una madrileña que fue de las primeras chicas en llegar, acompañada de una amiga, quien nos confesó que era una fiel seguidora de la plataforma: «En Madrid fue en una casa, pero se vendieron las entradas enseguida y no pude asistir», explicó la joven de unos 30 años. A reglón seguido aseguró con entusiasmo: «He aprovechado unas cortas vacaciones de trabajo en la Isla para poder acudir aquí. Estoy muy contenta porque este sitio me gusta incluso más», subrayó.

En cuanto al plantel de artistas, éste había sido anunciado a los asistentes pocas horas antes de iniciarse la cita, informando, además, de que el tiempo aproximado del directo sería de unas dos horas. La propuesta se abrió con el sonido folk y ecléctico de la irlandesa Emma Lohan, artista minimalista, guitarrista, pianista y poeta. Su performance incluía juegos y distorsiones con su voz gracias a la máquina de loops que descansaba a sus pies, con la que pudo llenar el callejón de sonidos sin disponer de una banda. Tras ella, con un piano a su espalda, Joan Vila y su alter ego Mon Joan Tiquat. El mallorquín, quien ya acumula una fructífera carrera artística, principalmente en el mundo del teatro, acudía ilusionado a presentar su primer plástico fruto del periodo de confinamiento durante la pandemia. Para clausurar la sesión, los raperos Alter Ivo y Roger NPU, voz y percusión de cajón flamenco, pusieron el toque más fresco y veraniego. De lo urbano al chiringuito podría etiquetarse su estilo musical.

Antes de retirarnos, volvimos hablar con Amanda, pero su cara de entusiasmo ya nos los mostraba todo: «Nos lo hemos pasado genial, los grupos nos han gustado mucho, pero sobre todo el ambiente. Repetiremos, sin lugar a dudas”, aseguró emocionada. Junto a ella Paz, barcelonesa que reside en Palma y fiel amante de las citas musicales y artísticas que ofrece la capital, también nos daba su opinión: «Yo debo confesar que en principio fui muy reticente a venir porque no me van las sorpresas y más en el mundo de la música. Sin embargo una amiga me convenció para venir», comenta con entusiasmo, y agrega: «Me ha encantado, lo he disfrutado mucho, una maravilla, la verdad. Sobre todo el buen rollo de todo el público y la variedad. En su mayoría gente, incluso, que no conocía, y eso en Palma es difícil, te lo aseguro (risas)». A pesar de lo bien que se lo ha pasado, Paz no quiere dejar pasar la oportunidad de señalar una gran ausencia, necesaria en cualquier evento público que se precie: «Imagino que el fallo debe haber sido por tema de permisos o no sé bien, pero no han puesto zona de baños, sino que lo han intentado solucionar enviándonos a los bares cercanos, cosa que, como era de esperar, ha acabado molestando a los propios locales». Finalmente añade: «Espero que sean conscientes y lo solucionen en la próxima, porque conmigo, te aseguro (con una amplia sonrisa), ya han ganado una adepta más. ¡Volveré!».

 Síguenos

Publicado por:

Periodista y productora musical. Me formé en Madrid, en el grupo Prisa: Canal Plus, Cadena SER. Siempre atraída por la música, he colaborado en revistas como Neo2 o suplementos como Tentaciones de El País o el del Diario La Provincia en Canarias. De mi pasión por el flamenco, la cual me viene por mi raíz andaluza y del cual me considero una gran aficionada, conservo muy buenos recuerdos, ya que tuve la fortuna de conocer a los más grandes de este arte como cronista para Diario de Cádiz, Diario de Sevilla y la revista especializada La Caña.

No hay comentarios

Deja un comentario