Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 16 agosto, 2022

El potente directo de Texas hizo bailar al público en Port Adriano

Fotografías de Anabel Vargas
Crónica de Fátima Yráyzoz
Texas - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Port Adriano, viernes 12 de agosto de 2022

Concierto de Texas en el X Festival de Port Adriano

Ante una gran expectación de público, Texas, el mítico grupo de pop rock escocés de los ochenta y noventa, se presentó el pasado viernes 12 de agosto en el Port Adriano Mallorca Festival. Con este concierto se dio por clausurado el programa del ya conocido acontecimiento musical, que cumplía este verano su décimo aniversario.

La banda, fundada en la segunda mitad de los 80 por Johnny McElhone, ha vuelto con la energía suficiente para reconquistar la escena musical, orgullosos de contar con el aval de más de tres décadas de carrera. Excusa suficiente para poder conmemorar el 30 aniversario de su álbum debut, Southside (1989), con el que consiguieron vender más de un millón de copias y alcanzar el top de las listas británicas. Con esta intención se presentaba el concierto en el puerto mallorquín, bajo la promesa de ofrecer un amplio repertorio musical en el que no pudieran faltar sus archiconocidas canciones del primer LP y, de manera conjunta, intercalar los temas de su último álbum Jump On Board (2017).

Bajo los acordes de «I Don’t Want A Lover», uno de los hits más exitosos de la banda, con el que obtuvieron fama mundial, se iniciaba el espectáculo. Tras los primeros fogonazos, acoplada a una brillante guitarra color verde, cogía el micro la carismática líder Sharleen Spiteri. La cantante escocesa consiguió de inmediato empatizar con un heterogéneo público de nostálgicos del rock que se concentraban en el auditorio náutico, quienes no dudaron de inmediato en corear el estribillo a modo de himno ochentero.

En su primera impresión se sorprendió al contemplar a la audiencia sentada, nada comparable a los macroconciertos de antaño a los que estaban tan habituados. De ahí que de inmediato animara a los presentes a dejar los ‘fucking’ asientos y bailar al ritmo de lo que prometía ser una noche de auténtico Rock and Roll.

Sharleen, vestida con un traje de chaqueta de pana rosado del que no se quiso desprender en un primer momento a pesar de las altas temperaturas (aunque finalmente acabó en camiseta), bromeó con el hecho de que ya no presentaba la espigada figura juvenil de antaño. Con este espíritu y actitud rockera se dirigió en varias ocasiones a los presentes. En su primera impresión se sorprendió al contemplar a la audiencia sentada, nada comparable a sus macroconciertos de antaño a los que estaban tan habituados. De ahí que de inmediato animara a los presentes a dejar los fucking asientos y bailar al ritmo de lo que prometía ser una noche de auténtico Rock and Roll.

Llegó el momento de interpretar la canción «Halo», que la cantante aprovechó para exclamar un enérgico «¡Hola Mallorca!», isla en la que actuaban por primera vez. «Veo a jóvenes y mayores coincidiendo, esta combinación siempre ha estado con nosotros y nos gusta», proclamaba con entusiasmo la cantante.

De manera magistral la banda escocesa cumplió con lo prometido, demostrando estar en plena forma. Durante más de 90 minutos ofrecieron una potente y vertiginosa sesión de directo gracias al virtuosismo y la veteranía de cada uno de sus miembros, todos ellos músicos de talla. Bajo la batuta de Mykie Wilson a la batería, Tony McGovern a la guitarra, Johnny McElone al bajo junto con Eddie Campbell a los teclados, interpretaron un buen set de canciones como «Everyday Now», «In Our Lifetime», «The Conversation» o «Thrill Has Gone», entre otras. Apenas hubo descansos entre los temas, solo breves pausas en las que Sharleen quiso mostrar su carisma y cercanía ante un público entregado, demostrando, eso sí, altas dosis de ironía típicas del humor británico. Al comenzar las primeras estrofas del popular himno «Say What You Want», la cantante invitó encarecidamente a sus incondicionales a bailar, pero sobre todo a ponerle mucho corazón.

De nuevo, con humor y chulería rockera, la escocesa reto a los presentes con un «¡Si no sabéis esta canción, ya podéis iros a casa!».

Antes de retirarse, en los tradicionales bises, supieron elegir con acierto el famoso «Suspicious Minds» de Elvis Presley, con el que dejaron un gran sabor de boca. De nuevo, con humor y chulería rockera, la escocesa reto a los presentes con un «¡Si no sabéis esta canción, ya podéis iros a casa!». Y así fue como nos fuimos, tarareando los himnos de una nostálgica época. Emocionados por la satisfacción de haber podido participar de un gran espectáculo con el que Texas dejaron más que rubricado que son una de las grandes bandas clásicas por las que no pasa el tiempo.

 Síguenos

Anabel Vargas - Mallorca Music Magazine

Anabel Vargas

Fotógrafa de bodas y eventos. 15 años en la Fotografía Documental y Social en España y EE.UU.

Periodista y productora musical. Me formé en Madrid, en el grupo Prisa: Canal Plus, Cadena SER. Siempre atraída por la música, he colaborado en revistas como Neo2 o suplementos como Tentaciones de El País o el del Diario La Provincia en Canarias. De mi pasión por el flamenco, la cual me viene por mi raíz andaluza y del cual me considero una gran aficionada, conservo muy buenos recuerdos, ya que tuve la fortuna de conocer a los más grandes de este arte como cronista para Diario de Cádiz, Diario de Sevilla y la revista especializada La Caña.

No hay comentarios

Deja un comentario