Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 8 julio, 2021

The Greuge: un ejercicio de eclecticismo

Fotografías de Luis Sergio Carrera
Texto por Lluís Lozano
The Greuge en Es Gremi - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, domingo 4 de julio de 2021

Concierto de The Greuge en Es Gremi

Es Gremi no registró la mejor entrada de su veraniego ciclo de conciertos, pero el cuarteto de The Greuge puso todo de su parte para remediarlo: la impetuosa batería de Curro Viera, la tensión de David Lucas al bajo y las poderosas guitarras de Daniel Cornejo y Dominik Gelada trascendieron del escenario y llenaron la Sala 1 de un sonido sobrecogedor. Éste último, Gelada, es, de forma indistinta, frontman, guitarrista, teclista y espíritu de la joven banda, nacida a lo largo del confinamiento, en la que está impresa su carácter ecléctico.

Pues si The Greuge es algo, es un ejercicio de eclecticismo: han conseguido un sonido perfectamente reconocible que a la vez suena tremendamente personal; pese a beber de fuentes muy heterogéneas -New Order, Queens of the Stone Age, Sonic Youth, LCD Soundsystem o The Cure-, ofrecen una propuesta única que combina con naturalidad el hard rock con tintes de la electrónica y el blues.

Los dedos de una mano sobran para contar las veces que han actuado como conjunto, pero lo llevan con disimulo. Desde el momento en el que aparecieron sobre el escenario, dieron buena cuenta de su experiencia, con una potente puesta en escena. La humareda que les invadía y el lisérgico teclado de Dominik en «Lied to me» dieron el arranque a una hora de disfrute para los oídos curiosos que en el polígono de Son Castelló se dieron cita.

Le sucedieron «Remembering the Rising Sun», su tema primogénito, dotado de primorosos ritmos de guitarra; «Wild Honey», una composición de altibajos que entremezcla un piano que pasea por la balada y el vigor del rock and roll más puro; «Ego Trip to Breakdown», una de sus canciones insignia, en la que la profunda voz del frontman casa a la perfección la solemne instrumental; o «Treadmill», en la que Domink se vistió con la piel de Ray Manzarek, mítico teclista de The Doors, para bajar las pulsaciones con unos magníficos acordes de órgano.

Cerraron encadenando «Erica» y «Contagious», marcadas por riffs cañeros que dejaron al público con buen sabor de boca y ganas de ver qué deparará el cuarteto en el futuro próximo. Año y medio les ha bastado para poner sobre la mesa una docena de temas sólidos que auguran un largo recorrido.

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.

Cuasi periodista. Creció forzado a escuchar discos de Rosana y Bisbal, hasta que una plataforma de música en streaming de cuyo nombre no es capaz de acordarse le abrió la puerta del rock de los setenta. Todavía no ha logrado salir de allí.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: