Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 23 enero, 2023

Zahara se despide de su «Puta Rave» en Palma

Fotografías y crónica de Luis Sergio Carrera
Zahara - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, sábado 21 de enero de 2023

Concierto de Zahara incluido en el programa de las Festes de Sant Sebastià de Palma 2023

A base de talento y su capacidad de reinventarse en cada disco, Zahara ha logrado alcanzar la categoría de icono de la música pop e independiente dentro de nuestro país. En esta ocasión llegó a Palma, invitada por el Ajuntament, para ofrecernos su «Puta Rave», un viaje multisensorial a través de los clásicos de su discografía en clave electrónica. Una cita cargada de simbolismo, pues tras más de un año girando con este espectáculo había llegado el momento de su despedida. Para ello presentó un setlist reducido de hora y veinte minutos de duración, con 13 cortes donde primaban los temas de Puta, obra capital de la ubetense. Un álbum que ocupa un lugar referencial en la historia reciente de la música independiente de nuestro país, reconvertido para la ocasión en una propuesta de duras bases techno en la que no escasearon la luz y los juegos visuales, salpicados por momentos de intimidad para dar pequeños descansos a su constante invitación al baile.

La gélida y desapacible noche obligó a la artista a abrigarse con tres capas para soportar el frío y la humedad imperante, que poco a poco fueron desapareciendo a medida que avanzaba el concierto. «Tic Tac», un remix a modo de intro, comenzó a calentar el ambiente, seguida por «Taylor», aclamado por el público que abarrotaba la plaza y uno de los temas que mejor se adaptan a este formato. «El Fango» y «El Deshielo» precedieron a las adaptaciones de «Crash» y «Camino a L.A.», donde asistimos a constantes miradas de complicidad entre los músicos, sabedores de la despedida que se avecinaba. Manuel Cabezalí y Martí Perarnau IV escoltaron permanentemente a la jienense durante todo el set, quien también estuvo magníficamente acompañada en algunos momentos por las bailarinas Paulina Coelho y Olga Suárez.

También hubo tiempo para «Dolores», en la que se coló Britney Spears, que junto al remix «Lola Flores» pusieron el contrapunto más folclórico de la noche antes de entrar en la recta final. Con «Joker», «Merichane», «Hoy la bestia cena en casa» y «Berlin U5», todas ellas entregadas a su vertiente más bailable, puso los ánimos por todo lo alto y nos dejó con ganas de más. Zahara nos encadenó a una montaña rusa emocional de la que no pudimos bajarnos. Una techno rave que nos sumergió en las salas más oscuras de la electrónica, con agudos beats que convirtieron nuestro pecho en una perfecta caja de resonancia y nos empujaron a bailar sin freno.

Al finalizar, todos los miembros del equipo se despidieron del público y de la gira visiblemente emocionados. Ya en el backstage, abrazada a los suyos, nos pareció ver alguna que otra lágrima rodando por sus mejillas. Una vez más Zahara demostró su versatilidad y su arrolladora personalidad sobre el escenario, poniendo el broche de oro a una gira que recordaremos quienes tuvimos el placer de estar allí.

Marc Mas

Previamente subió al escenario Marc Mas, tercer clasificado en el pasado Concurso Pop Rock de Palma. Como telonero, fue el encargado de amenizar la espera del público que comenzaba a llenar la Plaza de las Tortugas . Acompañado por los miembros de Bilo, banda en la que también milita, Marc nos presentó su variado repertorio compuesto por delicadas composiciones de corte clásico, algunas de ellas de clara inspiración brasileña.

Nada más comenzar, una tímida nevada, rápidamente convertida en lluvia, se encargó de deslucir buena parte de su actuación. Los músicos, mientras tanto, a lo suyo, disfrutando sobre el escenario. Ni la lluvia ni el frío reinantes lograron borrar las perennes sonrisas de sus rostros.

Al final de su actuación, Marc tuvo unas palabras para reivindicar aquellos míticos locales en los que se podía disfrutar de la música en directo. Locales que fomentaban la cultura y que poco a poco han ido desapareciendo de nuestras calles, con especial mención al recientemente desaparecido Café Lisboa. Sin duda una llamada de atención a políticos y ciudadanos sobre la necesidad de preservar y facilitar estos espacios, esenciales tanto para los músicos como para mantener una auténtica cultura musical en la ciudad.

 Síguenos

Publicado por:

Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.

No hay comentarios

Deja un comentario