Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 24 mayo, 2022

La Granja en Valencia, jugando como en casa

Fotografías de Sergio Lacedonia
Texto de Julio Molina
La Granja en Loco Club (Valencia) - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Valencia, sábado 21 de mayo de 2022

Concierto de La Granja en el Loco Club de Valencia

Abrieron la noche Kid Gulliver, recién aterrizados desde Boston, para una noche especial en la que se celebraba el 20 aniversario del colectivo Alta Tensión, y nada mejor que esta estupenda banda de power pop liderada por Simone Berk y David Armillotti para empezar a abrir bocado a la calurosa noche que teníamos por delante. Muy buen hacer y honestidad a raudales, con un sonido vibrante e intenso que el receptivo público de la Sala El Loco supo agradecer, en parte gracias a su habilidad para componer cañonazos frenéticos de tres minutos y también, porque no decirlo, por la calidad de la sala, tanto en lo personal como en lo técnico. A estas alturas ya todo el mundo sabe que es seguramente la mejor sala de este país, por la calidad de su programación y la coherencia de sus propuestas.

Poco espacio para florituras es el que dedicaron los miembros de La Granja para arrancar el bolo. Salieron “al turrón” y arrancaron con “Seis Navajas” para pasar sin pestañear a “Persiguiendo una Luz”. Cuestión de segundos es lo que tardó Guillermo Porcel en meterse al público en el bolsillo. Un público tan visiblemente valenciano como mallorquín, que no dudó en trasladarse a la capital del Turia para disfrutar, tras casi dos años de ausencia obligada, con un grupo al que aman completamente y cuyas canciones son la banda sonora de sus vidas.

Canciones que suenan solas, que el público ha oído miles de veces, da igual, cantadas frase por frase por sus incondicionales, que forman casi una familia con un código interno basado en la complicidad. Lo mismo daba que fuese “¿Por quién doblan las Campanas?” que “Fuimos Chicos Rebeldes”. El balón era suyo y jugaron a lo que querían, para incendiar la sala a base de riffs de guitarra a cargo de Kiko Riera y Pablo Ochando, por supuesto con sus ceremoniales e imprescindibles tragos de Jack Daniels en el escenario. Mientras, Miguel Gibert a la batería y Carlos Garau al bajo mantenían el orden y rigor de una base rítmica que es marca de la casa.

Los chicos querían y necesitaban diversión, y se la dieron, de la buena, sin escatimar ni racanear en repertorio. A estas alturas de su carrera no salen al escenario con la necesidad de impresionar a nadie, hace años que se ganaron el respeto de un público exclusivo, mitómano y entregado que vive los conciertos como si fuera el último de sus vidas. Y a cambio, la banda devuelve exactamente lo mismo en cada fogonazo, como si de un pulso se tratase. Sorpresas en el repertorio como “El hombre que puso en pie de guerra al mundo”, no demasiado habitual en estos últimos años, pero cantada y coreada por completo por la parroquia incondicional. La Granja, afortunadamente para sus fans, no es una banda que pertenezca al siglo XXI, y lo más importante, no lo necesitan para defender canciones totalmente redondas y eficaces como “Vitamina D” o “Sufro por Ti”. Su sonido lo definieron hace años y no especulan con él.

A eso se le llama coherencia y honestidad, y da gusto ver como se entiende a la perfección su discurso fuera de nuestra isla. ¿Se le puede pedir más a la banda de power-pop más importante de este país? Creo que no. Solo esperamos que descarguen su repertorio lo antes posible también aquí, en su otra casa.

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Músico, cantante y compositor en Urtain. Colaborador musical en Cadena Ser / Radio Mallorca. Redactor en Mallorca Music Magazine.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: