Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 2 abril, 2022

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: desafiando las leyes de la frontera

Fotografías de José Luis Luna
Texto por Kiko Frechoso
Derby Motoreta’s Burrito Kachimba - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, jueves 31 de marzo de 2022

Concierto de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba en la Plaza Rey Juan Carlos I de Palma por Sant Sebastià 2022

Buen concierto el del pasado jueves por la noche en Palma a cargo de los Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. Habían transcurrido solo 6 meses desde su último concierto en la ciudad, el pasado mes de septiembre en la sala Es Gremi, donde ofrecieron un grandísimo espectáculo, muy similar al de la pasada noche. Si entonces hubo una gran expectación por ser la primera vez que recalaban en la isla, esta vez tampoco se quedaron cortos, con una enorme afluencia de público abarrotando la plaza.

Al igual que en aquella ocasión, los Dandy Piranha (voz), Bacca (guitarra), Gringo (guitarra rítmica), Soni (bajo), Papi Pachuli (bateria) y Machete Carrasco (teclados) arrancaron con «The New Gizz», uno de sus temas más emblemáticos. Esta vez contaban con mayor potencia de sonido que hace meses, pero diría que en Es Gremi sonaron mejor, más limpios. Más volumen no siempre aporta mejores resultados.

La banda se mostró muy entonada desde el primer momento. Algo estática en los primeros temas, pero cumpliendo con creces. Así fuimos asistiendo a los primeros detalles de la noche, como el endiablado ritmillo funky de Gringo en «Porselana Teeth», la tiranía implacable de la sección rítmica en «Caño Cojo» o el brutal sonido del bajo en «El Valle», que a punto estuvo de levantar el asfalto de la plaza. En la psicodélica «RGTQ» se hizo evidente que los DMBK venían algo más electrónicos que la vez anterior.

Casi en el ecuador del concierto, llegó la gran novedad en su repertorio con «Las Leyes de la Frontera». Este es el tema principal de la BSO de la película homónima del mallorquín Daniel Monzón, donde los DBMK fueron responsables de componer la banda sonora. Un tema rumbero y setentero que emula el «quinqui sound» típico de la España de la Transición, época en que transcurre el filme. Un tema que, lejos de desentonar con el resto, aporta un toque retro, ligero y festivo a sus actuaciones. A fin de cuentas, ellos son los primeros en desafiar las leyes fronterizas de los géneros musicales al mezclar flamenco, rock progresivo y psicodelia. ¿Por qué no añadir rumba? No les queda tan lejos.

Un tema que, lejos de desentonar con el resto, aporta un toque retro, ligero y festivo a sus actuaciones. A fin de cuentas, ellos son los primeros en desafiar las leyes fronterizas de los géneros musicales al mezclar flamenco, rock progresivo y psicodelia. ¿Por qué no añadir rumba? No les queda tan lejos.

Pero este cambio de registro duró un suspiro, ya que enseguida se pusieron trascendentes de nuevo con «Gitana», uno de sus puntales en directo. Dandy arrancó con el poderoso quejío de «Baldííío, toodo estaba baldííío» y los asistentes quedamos hipnotizados. La extensa y jonda intro, con la batería dando soporte rítmico a los psicodélicos quejíos, es gloriosa. Y cuando el tema acelera es imparable, de lo mejor que tienen en vivo.

En la misma línea nos encontramos con «Somnium Igni pt. 1 y 2», que suelen tocar encadenadas en sus conciertos a pesar de que se publicaron en discos diferentes. También comienza en plan intimista, con Gringo y Dandy montando un cuadro flamenco moderno, cantaor y guitarrista, solo que la guitarra es eléctrica. Luego vuelven el resto de músicos y el tema se crece, tal y como lo vivimos la pasada noche, con momentazos de lucimiento de Papi Pachuli a la batería.

Después vendrían «Aliento de dragón», donde tejieron una densa atmósfera electrónica repleta de distorsión, y los temas más metaleros -y quizas más monótonos- de la noche con «Dámela» y «13 monos». En cambio «Samrkanda», que también comenzó muy cañera, ganó en interés al llegar a su parte altilocuente, con el bajo aportando suma gravedad y las guitarras añadiendo detalles de orfebrería.

Tras la despedida en falso, volvieron al escenario para ejecutar la solemne «Nana del Caballo Grande», de Camarón, que fue una de las mejores de la noche, para acabar con «El Salto del Gitano», una de las más cañeras, con las guitarras muy agresivas, finalizando todos en una melé sonora en torno a la batería. En definitiva, buen recital de los andaluces, que desplegaron su repertorio habitual, ya convertido en «clásico». Una actuación sólida y efectiva, donde algunos echamos en falta alguna sorpresa o salida del guión.

 Síguenos

Fotógrafo de la escena musical española y local desde 2010.
Colaborador de festivales y revistas de ámbito nacional, ha expuesto en diversas ciudades españolas y en el extranjero.
Fotógrafo en Mallorca Music Magazine.

Apasionado de la música y el diseño web. Codirector de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de programador, diseñador web, editor y redactor.

Comentarios: 2

  • Sebastián Gómez

    Responder 3 abril, 2022 - 10:31 h.

    Esta gente son increíbles… magníficos, con un directo brutal que supera incluso al disco.

  • Antonio Garcia

    Responder 3 abril, 2022 - 16:55 h.

    Brutal el concierto. Un gustazo tenerles de nuevo por aquí.

Deja un comentario