Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 20 marzo, 2022

Rels B inaugura el ciclo de Sant Sebastià con el concierto de la polémica

Fotografías y texto de Luis Sergio Carrera
Rels B - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, viernes 18 de marzo de 2022

Concierto de Rels B en el Parc de Sa Riera de Palma por Sant Sebastià 2022

No se me ocurre mejor forma de iniciar el ciclo aplazado de la Revetla que con el concierto de la polémica, bautizado en los corrillos como el de los 102.850€. «Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí», decía el gran Salvador Dalí, indiscutible precursor del marketing personal.

Por desgracia, nunca llueve a gusto de todos. O no es mallorquín, o cobra mucho, o no se recoge tal o cual estilo, o no se tira de la sobresaliente cantera palmesana… Los críticos y opinadores siempre van a estar ahí, pero en esta ocasión la pregunta estaba en boca de todos. ¿Es necesario semejante gasto público en un solo evento?. Para que nos hagamos una idea, el segundo artista mejor pagado del ciclo cobrará 8.470€ por la actuación. Y para echar más sal a la herida, con este concierto Rels B arranca una gira mundial, es decir, que conciertos no le van a faltar.

Durante toda la semana hemos escuchado, desde profesionales del sector musical a simples aficionados, numerosas propuestas para optimizar el desembolso destinado a un solo concierto. Cuál modernos Robin Hoods, la mayoría de las voces abogaban por una distribución del presupuesto «más justa» entre los grandes olvidados de la pandemia, los músicos locales.

Durante toda la semana hemos escuchado, desde profesionales del sector musical a simples aficionados, numerosas propuestas para optimizar el desembolso destinado a un solo concierto. Cuál modernos Robin Hoods, la mayoría de las voces abogaban por una distribución del presupuesto «más justa» entre los grandes olvidados de la pandemia, los músicos locales. Muchos de ellos, silenciosos sufridores, han tenido que posponer sus proyectos y han visto paralizadas sus escasas fuentes de ingresos durante estos dos interminables años. Entre encierros y restricciones, que el sector en general ha vivido de forma dramática, los artistas asumieron de forma ejemplar el esfuerzo extra que solicitaron las instituciones, todo por el bien común. Quizás era el momento de cederles un mayor protagonismo.

Sea como fuere, había ganas de retomar los conciertos aplazados de la Reveltla de Sant Sebastià y disfrutar de la música en la calle. El frío y la humedad reinante en el Parc de Sa Riera nos recordaba el tiempo habitual de mediados de enero, aunque se añoraba el olor a torrada que impregna estas fiestas. A pesar de ello, el público no se amilanó y acudió en masa para ver al «rapero». Un público compuesto en su mayoría por mujeres veinteañeras, que copaban las primeras filas, y que desde el primer minuto ya estaban entregadas al más claro exponente de la música urbana balear, coreando a pleno pulmón todas sus canciones.

Los asistentes pudieron disfrutar de un espectáculo único, ya que a Daniel Heredia Vidal hace tiempo que los escenarios de la isla se le quedaron pequeños y no se prodiga mucho en su tierra. En cuanto a la parte técnica, destacar la iluminación, un espectacular juego de luces, pirotecnia y cañones de humo que estuvo a la altura de lo que se esperaba para este show. Lo mismo podemos decir del sonido, que fue de primera, y que según la organización fue en parte gracias al propio artista, quien pagó de su bolsillo un equipo más potente que hizo las delicias de su fiel parroquia. Además, el lugar elegido en el Parc de Sa Riera, no solo resultó acertado por su amplitud, sino que sorprendió por su acústica.

Visiblemente emocionado y con una sonrisa permanente, a lo largo del show no paró de agradecer su presencia y apoyo a los miles de fans que llenaron el Parc de Sa Riera.

Durante el espectáculo, Rels B estuvo muy conectado con su público, buscando su participación en un repertorio en el que alternaba canciones de su último disco con otras anteriores. A base de su contundente flow y su facilidad para enlazar verso tras verso, fue desgranando un variado repertorio, más animado en su parte inicial, más pausado e íntimo en su parte media, donde fue recreando diferentes atmósferas que iban atrapando y enfervorizando a los asistentes. Visiblemente emocionado y con una sonrisa permanente a lo largo del show, no paró de agradecer su presencia y apoyo a los miles de fans que llenaron el Parc de Sa Riera.

Pese a las críticas de los puristas, que opinan que lo que hace no es hip hop, o la ya comentada polémica sobre su elevado caché, es evidente que su propuesta no solo no carece de interés, sino que enamora a las masas. Estamos ante un artista capaz de aglutinar a miles de seguidores, incluso venidos de fuera de la isla para la ocasión. En números, ya sean reproducciones o seguidores, se trata del más valioso activo musical que tiene Mallorca. No me parece mal que Rels B encabece el caché de las fiestas, se lo ha ganado, solo que tal vez ahora no era el momento.

 Síguenos

Publicado por:

Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.

No hay comentarios

Deja un comentario