Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 16 noviembre, 2023

Aviador Dro: 45 años en el futuro

Fotografías de José Luis Luna
Crónica de Mònica Borràs
Aviador Dro en Es Gremi - Servando Carballar - Mallorca Music Magazine
VER GALERÍA

Palma, viernes 10 de noviembre de 2023

Concierto de Aviador Dro en la sala Es Gremi perteneciente a la gira por su 45 aniversario

En 2024, El Aviador Dro y Sus Obreros Especializados publicarán cinco temas nuevos para celebrar su 45 aniversario. Desde su formación en 1979, más de cuarenta músicos han pasado por sus filas y alegra comprobar que los cuatro que han defendido su concepto en Palma son miembros casi originales, con Biovac N (Servando Carballar) al frente, a la voz y los teclados; Arcoíris (Marta Cervera), a los teclados y los coros; CTA 102 (Alejandro Sacristán) a la estética informativa y los coros y ATAT (Ismael Contreras), a los teclados, la guitarra y los coros.

Buena entrada en Es Gremi, aunque el espectáculo mereció un lleno hasta la bandera. Poco después de las 21:30 h, los cuatro salieron a escena pertrechados con sus monos blancos desechables y con unas viseras oscuras que les cubrían la cara, dispuestos a comenzar con «Rosemary». Servando Carballar, recordó la primera actuación en la isla, que fue en Tagomago, «en la época de los talaiots» dijo, refiriéndose al viernes 18 de marzo de 1983.

Como buenos visionarios, siguieron con «Ucrania en Llamas», con su ineludible referencia al conflicto con Rusia; «Nuclear, Sí», sobre ‘el holocausto radiactivo’; «Programa en Espiral», en la versión lenta más reciente; «La TV es Nutritiva», cuando revelaron sus camisetas negras radiactivas; o «Láser», además de «Amor Industrial». Cada una con su ‘agresión estética’ o ‘estética informativa’, el complemento visual e interpretativo a la música, los bailes robóticos y futuristas y demás escenificaciones de las canciones, que con actitud y mucha gracia ejecuta Alejandro Sacristán, ataviado con impermeables amarillos y múltiples complementos. Entre ellos una gran bandera, punteros con rayos láser, platos voladores que lanza al público, una gran llave inglesa e incluso ‘un agua radiactiva de color naranja procedente de Fukushima’, que también repartió en dosis servidas en pequeños envases transparentes desechables con tapa. Todo ambientado con vídeos de fondo de actuaciones del grupo en diferentes programas de la tele.

Anécdotas aparte, llama mucho la atención lo vanguardista y vigente que sigue siendo todo su concepto casi medio siglo después de su creación. Su particular forma de imaginar el futuro, lo científico y tecnológico de sus letras junto a su estética y su sonido electrónico e industrial, los hacen portadores de un mensaje, a veces distópico, a veces naíf, pero siempre divertido, magnético y electrizante.

En un momento dado, paradójicamente, a Servando se le cayeron los papeles del atril y bromeó sobre ello: «con el iPad no se me habrían desordenado los papeles». Anécdotas aparte, llama mucho la atención lo vanguardista y vigente que sigue siendo todo su concepto casi medio siglo después de su creación. Su particular forma de imaginar el futuro, lo científico y tecnológico de sus letras junto a su estética y su sonido electrónico e industrial, los hacen portadores de un mensaje, a veces distópico, a veces naíf, pero siempre divertido, magnético y electrizante.

El Club de Mutantes balear, como se denomina a sus fans, fue bastante heterogéneo: desde seguidores con la misma estética que el grupo a devotos fans treintañeros, incluso algunos venidos ex profeso desde Ibiza. Precisamente, una miembro de las Pvssydònia, que están a punto de publicar nuevo disco, llegó cargada de espumillón con luces y pegatinas, que repartió entre los asistentes cercanos. Incluso tenía preparados cohetes de purpurina, reservados para cuando sonase «Baila la Guerra», que no estuvo entre el repertorio, como tampoco otra de las reclamadas, «La Zona Fantasma». Al final, hubo que lanzar la purpurina durante el bis, con «Benito, el Funcionario», un tema de los inicios nunca grabado, y «La Chica de Plexiglás».

Posterior al concierto, los cuatro miembros se mostraron afables y firmaron todo lo que se les puso por delante: libros, discos, octavillas. Los textos de algunas de las octavillas que repartieron entre el público rezaban así: «Dejad que las IAs se acerquen a mí» o «IA + HUMANO = CYBORG. Humanos y Máquinas sin distinción de Género, Raza o Silicio. Integración Total».

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Fotógrafo de la escena musical española y local desde 2010.
Colaborador de festivales y revistas de ámbito nacional, ha expuesto en diversas ciudades españolas y en el extranjero.
Fotógrafo en Mallorca Music Magazine.

Professional de la comunicació des de 1991: Ràdio Jove (Local d'assaig), TVE Balears, Somràdio o IB3 Ràdio, entre d'altres.
Apassionada de l'art expressionista i la música, sobretot en directe.
Redactora a Mallorca Music Magazine.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: