Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 4 abril, 2024

Víctor Uris deja cojo al blues

Por Víctor M. Conejo
Fotografías de José Luis Luna
Víctor Uris por José Luis Luna - Mallorca Music Magazine
Víctor Uris por José Luis Luna (la imagen se usó para la portada de su disco "I don't know why!" de 2014)

Fallece el armonicista y cantante de blues pionero del género con Harmònica Coixa Blues Band

Al Bluesville ibas porque siempre había humo y porque a menudo te podías encontrar a Víctor Uris tocando. Las hemerotecas se equivocan al indicar que un accidente de moto a los 16 años le cambió la vida. Nada más inexacto: fue “Hootin’ and Hollerin’”, álbum de Sonny Terry & Brownie McGhee de 1961. El armonicista y cantante de blues, nacido en Palma en 1958, ha muerto este miércoles 3 de abril de 2024 a los 66 años de edad en el hospital Sant Joan de Déu de Ciutat. Quede para las hemerotecas como la fecha exacta en la que el blues se quedó cojo.

El día que la gente descubra que todos somos discapacitados en potencia… Yo un día me levanté a las ocho de la mañana caminando y a las ocho de la noche ya no caminaba. Nadie me preguntó si me apetecía.

En entrevista de 2018 para Diario de Mallorca.

Se le señala como de formación autodidacta en el blues, dato igual de significativo que decir que se es autodidacta en el sexo. En 1982 fundó Harmònica Coixa Blues Band, formación referente del género, nacida en formato trío junto a los igualmente ya históricos Pep Banyo a la voz y Toni Reynés al bajo. “Coixa”, es evidente, por su propia condición, postrado en silla de ruedas desde el mencionado accidente. De las diferentes vertientes estilísticas que ofrece el blues, se decantan desde el inicio por la sonoridad acústica y la guitarra estilo piedmont (propio de inicios del siglo XX, de tocar sin púa y con técnica muy elaborada). Elección por firme voluntad propia como también por ser la opción más barata y por tanto plausible. Es decir, pura supervivencia. Es decir, puro blues.

Los años iniciales de la banda ya dieron para capítulos hoy míticos, como su participación en 1984 en el concierto de Kevin Ayers Band en el polideportivo Can Costa de Manacor. Compartieron cartel con Joan Bibiloni, Ex-Crocodiles y Camara Glacé.

Víctor Uris con Alfonso de la Sierra (Festival de Jazz de Palma, 1986) - Por José Luis Luna - Mallorca Music Magazine
Víctor Uris con Alfonso de la Sierra (Festival de Jazz de Palma, 1986)

Con Banyo y Reynés se curtió en infinitos cruces de caminos por toda la isla, que también los hay. Fueron años de devoción al humo y a los clásicos del blues, incluyendo también composiciones propias. En formación ampliada desde 1985, su debut discográfico llegó en 1987 con un single y también rotunda declaración de principios artística: decidieron abrir con un tema propio, “Boogie en Do”, firmado por Reynés / Zapata / Banyo / Uris. En la cara B, el icónico “Rambling on my mind” de Robert Johnson. Esta última era inevitable habida cuenta de que siempre se ha rumoreado que, en aquellos años de pateo y carretera, Uris tuvo un encuentro y duelo musical con el enigmático norteamericano. Su versión de la totémica canción fue grabada en directo en el Auditòrium de Palma durante su actuación en el VI Festival de Jazz de 1987 (segunda ocasión tras haber participado en la cuarta edición). También fue registrada su interpretación de “How Long” en la misma velada, para ser posteriormente incluida en el habitual volumen recopilatorio editado por el consistorio. Corte de blues tradicional, por tanto sin autor documentado, fue recuperado por el músico para cerrar el segundo y último álbum de los Harmònica.

Dicha formación ampliada, responsable de la primera referencia grabada, estaba formada por Uris (armónica), Banyo (voz), Alfonso de la Sierra y Álvaro Porcel (guitarras), Reynés (bajo), Ignacio Zapata (saxo tenor) y Joan Far (batería). Colaboraron Jaume Mussolet (teclados en “Boogie”) y Miguel Morell (saxo alto en “Rambling”). Este primer corte de estudio fue grabado en Estudi 86 propiedad de Vicenç Caldentey, y el single editado por su sello del mismo nombre, con diseño de portada y carpeta obra de Zapata. (Caldentey, que posteriormente se incorporaría a Harmònica como guitarrista, fue fundador de los Z-66 que lideraba Lorenzo Santamaria, banda que trascendió fronteras tras telonear al combo Jimi Hendrix Experience en el mítico concierto que ofrecieron en el club Sgt. Pepper’s de Palma. Entre muchos otros, trabajó con Cerebros Exprimidos, a quienes grabó dos maquetas en 1987 y 88, además de su segundo álbum “Más suicidios!!!” en 1990).

El debut homónimo en larga duración llegaría en 1988 de la mano de Produccions Blau. Registrado en Estudis Swing de Palma, contó con la colaboración de Errol Woiski y Deborah Carter como cantantes, además del referido Morell (saxo alto y teclados), Joan Bibiloni a la guitarra y Miguel Figuerola a la batería. Fue grabado por Bibiloni, Mateo Picornell y Oriol Gallofré, y mezclado por Bibiloni y Picornell (este último, actual jefe técnico del Auditòrium de Palma, tiene como uno de los hitos de su carrera ser el ingeniero de sonido y productor de la grabación de “Historia del soldado” de Ígor Stravinski, con el cubano Paquito D’Rivera como director de orquesta y de los arreglos además de clarinetista, que en 2002 recibió el Grammy Latino a Mejor Disco de Música Clásica). El álbum “Harmònica Coixa Blues Band” constaba de nueve temas, siete de diversos autores clásicos, de escuela del blues rural más que urbana y electrificada (Dixon, Willis, Johnson, Williamson II, Ledbetter, Reed), junto a dos de autoría propia: “Boogie en C” y “Donam-ho nina”. La primera, a diferencia de la que grabaron para aquel primer single, está firmada por Zapata / Baño / Uris y cantada por Porcel. La segunda fue escrita y cantada por Banyo.

Víctor Uris con Jorge Pardo y Big Band (Alcúdia, 2015) - Por José Luis Luna - Mallorca Music Magazine
Víctor Uris con Jorge Pardo y Big Band (Alcúdia, 2015)

De este álbum la discográfica editó un single. Era la dinámica habitual en aquellos años pre-streaming para promocionar un lanzamiento: lanzar un 45 pulgadas con uno de los temas más “potentes” en la cara A, normalmente el que abría el disco. Así fue este caso, con la versión de Smith & Dixon “Big Boss Man”. Y cara B para “Peach Tree”, revisión del clásico de Sonny Boy Williamson II. Con plus añadido y excepcional: la cantaba Joan Bibiloni.

Aquellos fueron años de actuaciones incesantes tanto en Mallorca como por toda la Península, con parada en diversos programas de la televisión nacional de entonces. En 1991 llegaría el segundo disco, “Walking Blues”, también con Blau. Mutada la primera formación, supuso la entrada de la carismática voz de la catalana ‘Big Mama’ Montse Pratdesaba, más Caldentey a la guitarra y Sebastià Catany a la batería. Permanecieron De la Sierra a la guitarra y Reynés al bajo. Fue grabado en Estudi 86 con Ramón Cuenca y mezclado en Swing con Toni Pastor, con Reynés al cargo de la coordinación de todo el trabajo. De nuevo, portada y carpeta diseñadas por Zapata. Incluyó nueve canciones, igualmente con mayoría de reinterpretaciones de clásicos del género, esta vez de raigambre algo más urbana (Walker, Charles, Wells). Llevó tres temas originales: “Playing With Fire” escrita y cantada por Big Mama, “M’en vaig volant” compuesta y tocada por Caldentey, y “Boogie Brou” escrita e interpretada por Reynés y Uris. (*Algunas referencias señalan “Messin’ With The Kid” de Junior Wells como el tema que cerraba el disco, en vez del referido “How Long” grabado en directo).

Mi sonido es particular debido a mis circunstancias personales. Normalmente no uso amplificador porque limita mi movilidad. Por eso me enchufo directamente a la mesa de mezclas. Eso es lo que, a nivel puramente técnico, hace que mi sonido sea particular. También contribuyó que al inicio tuve que adaptar mi fraseo, porque no todos los músicos de mi banda venían del blues. Solo después de todo eso, en Barcelona, cuando conocí a Big Mama y a gente que tocaba con ella, sentí que me había liberado y que comenzaba a tocar blues de verdad.

En entrevista de 2012 para el blog Blues.GR

Víctor Uris con Blues Beer Band (Mallorca Jazz Sa Pobla 2020) - Concierto a la memoria de Toni Reynés - Por José Luis Luna - Mallorca Music Magazine
Víctor Uris con Blues Beer Band (Mallorca Jazz Sa Pobla 2020) - Concierto a la memoria de Toni Reynés

En 1992 Big Mama y Catany abandonan el grupo, tomando Uris el relevo a la voz y con la incorporación de Manolo Marí a la batería. En 1993 Hugo Sócrate se suma como vocalista y percusionista. Llegados a 1994 la banda decide tomarse un año sabático. Pero lejos de desconectar de la música y del blues, ese mismo año iniciaría una fructífera segunda etapa en su carrera profesional. Tras girar ampliamente por Catalunya, Big Mama amb Víctor Uris i Amadeu Casas (extraordinario guitarrista catalán) editan “El blues de la inflació” en Discmedi/Blau. Y en 1996, “El blues de l’ombra blava”. Ambos álbumes disfrutaron de un éxito bastante rotundo de crítica y público, seducidos por la esencia acústica primigenia y radicalmente auténtica del trío de voz, coros y guitarra acústica de Big Mama, acústica, dobro y acústica de doce cuerdas de Casas, y armónica de Uris. Aún así, en 1998 deciden finiquitar el proyecto. De todas formas, 1999 no estuvo mal: teloneó al gigante Van Morrison en los dos conciertos en el Auditòrium de Palma con los que presentaba su disco “Back on top”.

Fiel al espíritu trotamundos del blues, el palmesano colaboró durante su carrera con multitud de artistas y en diversas disciplinas. Compartió estudio y directo con nombres como el reverenciado bluesman texano Johnny Copeland, Phil May Band (proyecto del excantante de Pretty Things, contemporáneos en su origen de los Rolling Stones), el guitarrista fundamental en el jazz-rock nacional Max Sunyer, el músico local y batería de primerísima línea nacional Salvador Font, o los mencionados Ayers y Bibiloni. Colaboró en “Anatomía de una ola” de Antonio Vega (Polydor, 1998) o “De vuelta y vuelta” de Jarabe de Palo (EMI, 2001). Otros nombres que pudieron disfrutar de su talento musical y su carisma personal fueron Andreu Galmés, Tomeu Penya, Daniel Higiénico, Concha Buika, Toni Xuclà o Cap.Pela. Pero el armonicista y músico no quiso estancarse ni siquiera en el mismo blues: en teatro, escribió la música para “Les nits blanques” de Iguana Teatre, adaptación del original de Dostoievsky; también la de “Surabaya” de Carles Carbó, interpretada por Aina Compte y representada en la edición de 1992 de la renombrada Fira de Teatre al Carrer de Tàrrega (ahora FiraTàrrega).

La música es un gelocatil cojonudo.

En entrevista de 2018 con Diario de Mallorca.

No fue hasta 2002 cuando lanzó su primer trabajo en solitario. Editado por Blau, “De lado a lado” fue grabado por Toni Reynés y Toni Pastor en Can Estrella, mezclado por Pastor, y con producción y dirección musical de Pepe Milán. Y casi como anécdota, con dibujos y diseño nuevamente de Ignacio Zapata. Once temas, la mayoría escritos por él, que arrancaban con “Colgao” y la participación de la voz de Pau Donés. Para una ocasión tan excepcional como un debut en solitario, una banda excepcional: el excelente guitarrista y muy añorado Jay Kay, también memoria musical inolvidable de las noches del Bluesville, Emili Gené (teclados Hammond y Fender Rhodes), Juan Amaro (bajo) y Marí (batería). En las colaboraciones, Alfonso de la Sierra, Big Mama, Carmen Jaime, ya entonces una de las voces fundamentales de la escena blues local; Damià Tomàs, el extraordinario Daniel Higiénico, Errol Woiski, Jordi Mena y el antológico bajista Pep Estrada.

Jarabe de Palo y Víctor Uris en TVE

Tardó hasta 2010, pero llegó y de nuevo con galones: “Boogie Thing” fue la segunda referencia bajo su nombre, proyecto con el que contó en la alineación titular con los transatlánticos de la música Reynés, Sócrate, Balta Bordoy (guitarra, corazón y alma de los esenciales Blues Devils) y el entonces ya tremebundo y hoy ya grandioso Pep Lluís García (batería). En las colabos, luminosas promesas como Ñaco Goñi, Nico Soto o Llorenç Barceló. El disco presentaba diecisiete versiones escogidas entre el repertorio menos trillado del blues eléctrico y urbano de los años 50 y 60 (Harpo, Broonzy, Slim, Horton, Toussaint, Otis, etc). La nota de prensa señalaba: “Probablemente el disco que le hubiera gustado hacer al principio de su carrera”. El músico declaró: “Quería un sonido muy a la antigua. Algo auténtico. Como un llonguet de forn de llenya, no de una panificadora”.

En 2014, “I don’t know why!”. El tercero, siguiendo con Discmedi/Blau de disquera, y bajo la denominación Víctor Uris Quartet (para cuya portada se uso la imagen de José Luis Luna que encabeza este artículo). Con una apertura de miras no novedosa pero sí estimulante como casi nunca, Uris hace gala de una enorme y fascinante versatilidad musical para hacer viajar al oyente desde el blues eléctrico de Chicago hasta el rhythm&blues de Nueva Orleáns, haciendo parada y fonda en algunos estándares de jazz. Ítem más, cierra el disco con una joya sacada del baúl: “Too Late”, canción inédita de Harmònica Coixa Blues Band. Grabada en 1991, su inclusión en el presente disco se consideró un doble reconocimiento y homenaje de Uris: a lo que ya era un mito (la banda, lo vivido, lo aportado a uno mismo), y especialmente a su último batería Manolo Marí, en aquellos momentos recientemente fallecido.

2018 vio salir adelante el loable empeño del guionista y realizador mallorquín Javier Pueyo de contar contar la vida de Víctor Uris. Ese año Atlàntida Film Festival estrenó su documental “Víctor Uris. Els camins del blues”. Son solo veinte minutos, pero no son solo veinte minutos. Es una cátedra, una clase tan humilde como maestra de cómo se exprime una vida hasta todos los tuétanos. Exprimida, como mínimo, hasta el máximo. Lo de menos es que fuera desde una silla de ruedas. La última grabación publicada del bluesman es su colaboración en “The Mayor”, canción de la banda Glass incluida en su álbum “The Culture of Resistance”, publicado en febrero de este 2024. Casi un presagio o una corazonada, pues el tema se escribió como homenaje a Toni Reynés, “el alcalde que todos hubiéramos querido tener”.

Víctor Uris en el Mallorca Jazz Sa Pobla (2020) - Por José Luis Luna - Mallorca Music Magazine
Víctor Uris en el Mallorca Jazz Sa Pobla (2020)

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Periodista de Cultura desde 1997. Lo último, 18 años en Diario de Mallorca (también como diseñador editorial). Antes recuerda haber pululado por Cadena Ser/Radio Mallorca, IB3 TV/Ràdio, Mondo Sonoro Balears, Youthing o Radioaktivitat, más diversas promotoras, productoras, agencias de comunicación, centros de creación y gestión cultural, etc. Ingresos extra como DJ y liante.

Fotógrafo de la escena musical española y local desde 2010.
Colaborador de festivales y revistas de ámbito nacional, ha expuesto en diversas ciudades españolas y en el extranjero.
Fotógrafo en Mallorca Music Magazine.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: