Contacta

Mallorca Music Magazine te acerca toda la actualidad musical balear con especial atención a la escena local.

DATOS DE CONTACTO

Tarifas agenda y banners

Publicado el 15 julio, 2023

Ocultas pero de culto: Marie «Queenie» Lyons

Por José Monreal
Marie Queenie Lyons - Mallorca Music Magazine

Ocultas pero de culto

En la actualidad, con las enormes posibilidades a nuestra disposición en cuanto a almacenaje de contenidos y capacidad de comunicación, es muy difícil que voces y artistas de enorme calidad acaben pasando desapercibidos.

Sin embargo, hace no demasiados años, en entornos sociales más reprimidos, la invisibilidad de los artistas, sobretodo en el caso de ellas, lamentablemente ocurría con bastante frecuencia. Así sucedía en la cultura afroamericana de los 60 y 70 en EE.UU., aún fuertemente oprimida por la segregación racial.

Recuperar a estas artistas y darlas a conocer, para comprenderlas, disfrutarlas y, como no, rendir el debido homenaje a su calidad, inversamente proporcional al éxito y trascendencia comercial cosechadas en aquel momento, aún hoy en día requiere una ardua pero muy interesante labor antropológica de investigación musical.

Con esta sección me gustaría rescatarlas del olvido y reivindicar su maravillosa aportación a la historia de la música.

Marie «Queenie» Lyons

La norteamericana es uno de esos tesoros ocultos del soul americano de inicios de los años 60, con muy escasa información biográfica publicada. Nacida en Louisiana, parece ser que creció y se desarrolló musicalmente en los coros de gospel de su comunidad, un patrón repetido en otras muchas voces afroamericanas del momento.

En cuanto a su trayectoria musical, comenzó en el 1963 inmersa en el Chitlin’ Circuit, circuito que comprendía las únicas salas del momento que aceptaban a los músicos afroamericanos. También se sabe que en 1964 formó parte, como cantante, de la banda de King Curtis en NY, y que a lo largo de su trayectoria también colaboró con ilustres del momento como The Coasters, Jerry Lee Lewis o Fats Domino.

Una de sus primeras grabaciones fue en el sello Sims en Nashville, para el que grabó la anecdótica balada con sabor country «A minute of his goodtime».

Su mayor influencia musical fue James Brown, y también se supone que, gracias a él, consiguió un contrato para grabar el álbum Soul Fever en el sello Deluxe, subsidiario de King Studios. Este último por entonces estaba dirigido por Syd Nathan, amigo de James, que se dejaba aconsejar de las recomendaciones musicales que ocasionalmente le llevaba.

La estrategia comercial de Nathan era producir unas pocas copias de sus nuevos lanzamientos y distribuirlas por todas las emisoras a los DJs más influyentes. Si la aceptación era positiva, aumentaba la producción para vender a nivel nacional. En cambio, si la aceptación no era la esperada, directamente lo descartaba. Este es el motivo por el que hay muchos sencillos de King Studios de los que existen muy pocas copias, piezas que hoy en día se cotizan muchísimo.

El disco se publicó en el año 1970 y desafortunadamente no tuvo la suficiente repercusión comercial como para asegurar su continuidad, por lo que pronto quedó olvidado en un rincón y Marie «Queenie» Lyons directamente desdibujada y desaparecida musicalmente.

Soul Fever contiene doce temas de diferente calado: ocho temas originales de algunos de los compositores ilustres del momento, como Rosie Marie McCoy, Hall Miller o Don Pullen, y cuatro covers de temas de Sonny Thompson, Little Willie John, Maxine Brown y James Brown para completar el álbum.

El vinilo abre con la maravillosa, intensa y desgarradora joya soul «See And Don’t See», en cuya entrada ya nos empapa de su desesperada situación. Eran tiempos muy difíciles para ellas y aquí lo refleja nada más empezar.

La única forma en que puedo pasar el día
es hacer nuestra vida como si fuera ayer
Me levanto por la mañana después de llorar toda la noche
Riendo y hablando como si no hubiera nada malo
Porque si alguna vez, si alguna vez me enfrento a la realidad
Lo sé, sí, sé que va a ser mi fin…

También destacaría los temas «Your Key Don’t Fit It Anymore» y «I’ll Drown In My Own Tears», como fieles reflejos del estilo R&B del momento, más gamberro y descarado, recordándonos el sonido de Ike & Tina Turner de los 60.

Tampoco debemos olvidarnos de la cruda y audaz versión del clásico «Fever», de Little Willie John. Y también me parece muy recomendable el último tema, «Try Me», como versión de agradecimiento dedicada explícitamente a su mentor James Brown.

Nunca sabremos dónde habría llegado la carrera musical de Marie «Queenie» Lyons si hubiese contado en su momento con un apoyo más sólido. Quizás ahora sería conocida mundialmente, pero su caso no es el único de aquellos años. Desgraciadamente era algo muy habitual en las mujeres de origen afroamericano.

Referencias bibliográficas
Andreu Cunill, Espíritus en la Oscuridad, 2014.
Sello Munster Records y Sello Vampisoul, 2008.

Enrédate en nuestras redes:

Publicado por:

Director Artístico de los Festivales y Conciertos: Innside Soul weekend Mallorca, Daltonyc Fest y Moscari Black Music.
Creador y conductor desde hace 30 años de diversos programas musicales:  Merienda de Negros, Semilla negra y La Isla de las Voces, emitidos en: Radio QK, Radio Marratxí, BN Mallorca Radio, Radio Pra y Radio Calvià.
Agitador cultural, DJ y miembro fundador de la asociación Mallorca Black Music, así como colaborador ocasional del blog Acidjazzhispano y de la revista Enlace Funk.

No hay comentarios

Deja un comentario

Con la colaboración de: