Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 27 marzo, 2022

El eterno estudiante y el joven de alma antigua se encuentran musicalmente en «Natural Research»

Por Lost Angeles
Fotografías de Toni Planells (Untaltoni)
Joachim Kühn & Andrés Coll - Mallorca Music Magazine
Joachim Kühn & Andrés Coll por Toni Planells (Untaltoni)

Ibiza, 17 de Marzo de 2022

Joachim Kühn y el joven ibicenco Andrés Coll presentan un insólito proyecto de música contemporánea

Día de perros en su máxima expresión, llueve a cántaros en Can Salinas. Mojados hasta las trancas por la lluvia pero con sonrisas kilométricas, mi entrañable amigo y compañero de fatigas musicales, Toni Planells (Untaltoni), fotógrafo, dibujante y reportero, y una servidora nos encontramos en el estudio del renombrado pianista y compositor alemán Joachim Kühn. A sus recién cumplidos 78 años, tiene en su haber numerosos logros, entre los que cabe destacar el haber sido designado en siete ocasiones como el mejor pianista de jazz de Europa, además de haber sido pionero del free jazz en Alemania del Este. Ha compartido escenario con músicos de la talla de Jimmy Garrison, Don Cherry, Slide Hampton, Billy Cobham, Jean-Luc Ponty. Incluso ha intervenido junto a la orquesta de Gato Barbieri en la icónica banda sonora de El Último Tango en Paris, de Bernardo Bertolucci de 1972. Entre sus duetos encontramos a grandes nombres como Ornette Coleman.

Actualmente acaba de embarcarse en un nuevo proyecto musical junto al joven multiinstrumentista ibicenco Andrés Coll, con el que ha grabado Natural Research, publicado el pasado 27 de febrero, uno de los los trabajos más sugestivos e interesantes que he tenido el placer de disfrutar en lo que va de año. Tanto por su estructura basada en versiones de Ornette Coleman y el mismo Joachim Kühn, como en la exótica fusión de la instrumentación (el piano de Kühn junto a la marimba y el vibráfono de Coll), pero sobre todo en el exquisito desarrollo de las piezas, destacando la improvisación del último de los cortes. Es muy destacable la interpretación de la marimba, que crea fantasías auditivas tales como cantos de aves paradisíacas en cascadas de ensueño sobre las bases del magistral piano del maestro.

Muriel Grossmann, saxofonista (alto,soprano y tenor) de origen austriaco y una de las figuras claves del jazz internacional, ha alabado este trabajo y amablemente se ha brindado a realizar esta reseña del mismo.

Natural Research es un fantástico encuentro musical del joven talento Andrés Coll con el maestro Joachim Kühn. Una exploración musical altamente sinérgica de dos instrumentos que no se experimenta a menudo en un entorno de dúo y que alcanza desde sonidos densos y energéticos hasta, incluso, celestiales. Andrés establece desde el principio un fuerte contrapunto a su majestuoso compañero, con un enfoque totalmente desenfrenado que lleva a este dúo a ofrecer momentos de fusión solar, como en «Foodstamps on the Moon» (Ornette Coleman), hasta sublimes y etéreas reverberaciones como en «Finsternis» (Joachim Kühn). La escucha es un viaje que te deja una incógnita ¿Dónde te llevarán a continuación cuando el último sonido del Natural Research se disuelva en el silencio?

Muriel Grossmann

Joachim Kühn & Andrés Coll - Natural Research (Álbum completo)

Entrevista a Joachim Kühn

Armada de un oxidado alemán y sin ningún tipo de guión, me dispongo a realizar la entrevista.

¿Qué le llevó a convertirse en músico?

En realidad no tuve elección, no existía «plan B» alguno. Mi madre me llevó con tan solo cinco años a dar clases de piano y aprendí solfeo antes que a leer. Mi padre era acróbata y mi hermano Rolf, que es quince años mayor que yo, es clarinetista y con 92 años sigue en el mundo de la música. Él me introdujo directamente en el jazz y la improvisación y así he seguido hasta hoy, improvisando pero viviendo el momento como filosofía de vida.

¿Cuál fue el estilo musical que le inspiró a dedicarse a la música?

Sin lugar a dudas el jazz. Mi inspiración han sido los grandes artistas como Miles Davis, John Coltrane, Chet Baker… Por supuesto, mis inicios estuvieron centrados en la música clásica a través de Bach, al que estuve estudiando durante doce años. Mi madre me llevó a ver a la famosa pianista Ely Nay con seis años, y me fascinó de tal manera escucharla en aquel maravilloso teatro que ese mismo año di mi primer recital. A los catorce ya tocaba muy bien, pero decidí que para ser realmente virtuoso debía practicar en serio y así lo hice, diez horas al día durante diez años. Desde los dieciocho años soy pianista profesional de jazz, sigo dando conciertos y grabando cada año. Aquí puedes ver mis discos, vivo rodeado de ellos, aunque debo confesar que soy el eterno estudiante y sigo aprendiendo música a lo largo y ancho del mundo.

¿A qué película le hubiera gustado ponerle la banda sonora?

No solo me hubiera gustado, sino que además intervine con mi piano en Last Tango in Paris, de Bernardo Bertolucci. La banda sonora, compuesta por Gato Barbieri, se grabó en Roma en 1971.

Joachim Kühn - Mallorca Music Magazine
Joachim Kühn por Toni Planells (Untaltoni)

Eso es muy interesante, estamos hablando de una de las bandas sonoras más icónicas de la historia. ¿Cómo es que no aparece en los créditos?

Sí, realmente Gato Barbieri es uno de los grandes. Entre 1969 y 1971 formé parte de su cuarteto, actuando en Francia, Alemania e Italia. Barbieri estaba inmerso en el free jazz y la música contemporánea por aquellos entonces, fue antes de dar el salto a las Américas, donde empezó a hacerse más comercial.

En la música para el cine no todos los músicos aparecen en los créditos, pero se acredita a Gato Barbieri con su orquesta. La realización de la misma fue una gran experiencia, la grabamos de una vez bajo la dirección y arreglos de Oliver Nelson. Nosotros sabíamos exactamente lo que querían y así lo hicimos, a pesar de que no aparecieran nuestros nombres.

Además, fue uno de los films más controvertidos de su época, con una gran polémica tras de sí.

Desde luego, es una gran película de culto, no de entretenimiento, el trasfondo es muy profundo y psicológico. Aparece una excepcional Maria Schneider que hace un maravilloso papel junto al gran Marlon Brando.

Entonces, ¿cuál sería el soundtrack que le hubiera gustado componer?

Bueno, en realidad no me gusta mucho componer música para cine, siempre queda en un segundo plano y, para mí, la música debe ser lo principal. De hecho, no me gusta ver conciertos grabados. Prefiero quitarles la imagen, porque la imagen le roba la magia a la música.

Si debo elegir un director, nombraría a Roman Polanski. Mi amigo Krzysztof Komeda fue el compositor de varias de sus películas antes de fallecer prematuramente. El cuchillo en el agua (1962), El baile de los vampiros (1967) y la inigualable La semilla del diablo (1968) forman parte de su legado y me hubiera gustado colaborar en ellas.

Joachim Kühn - Mallorca Music Magazine
Joachim Kühn por Toni Planells (Untaltoni)

¿Qué tipo de música escucha aparte de clásica y jazz?

Pues me gusta escuchar música árabe, música africana. En definitiva, músicas del mundo. Me interesa todo lo que se hace a lo largo y ancho del planeta, aunque debo reconocer que entre mis discos me rodeo de los más grandes del jazz, que están aquí conmigo. Los discos que no me gustan están en el sótano y en el garaje.

¿Quién sería el pianista al que más admira?

Definitivamente Arthur Rubinstein, y mis piezas preferidas son todos los conciertos para piano de Beethoven.

¿Cómo vivió la época musical más vanguardista de Alemania? Me refiero a los 60 y 70, donde estilos como el Krautrock, la electrónica y el rock progresivo estaban en boga. ¿Disfrutó de ello?

Por supuesto que los disfruté, fueron los mejores tiempos, donde los hippies de repente habían tomado el poder. En 1968 estaba viviendo en París y estaba musicalmente sumido en el avant-garde, el free jazz y la música contemporánea. En Alemania había mucho movimiento de bandas experimentales, aunque no coincidí musicalmente con ellos. Solo tengo el recuerdo de encontrarme con los componentes de Kraftwerk en el estudio de grabación que compartimos, ellos entraban y nosotros salíamos. Jamás creí que llegaran a consumar una carrera tan larga e interesante como la que han conseguido, es increíble. Su música es muy interesante, tengo algún disco en mi colección. De todas formas no soy amigo de máquinas, me interesa la música en una forma más corpórea, más orgánica.

Joachim Kühn - Mallorca Music Magazine
Joachim Kühn por Toni Planells (Untaltoni)

¿Cual es el futuro de la música?

Reconozco que el futuro de la música resultará de la unión de instrumentos acústicos con la electrónica, las posibilidades de las nuevas tecnologías amplían infinitamente el abanico de opciones. No obstante, son los jóvenes como Andrés Coll, que investiga en el folclore, que se sumerge en la improvisación y en el jazz, alejándose de estándares y creando su propio sonido en el ámbito de la música contemporánea, los que tienen en sus manos el futuro real de la música. Creo que incluso podría ser el encargado de representar la riqueza musical del folclore ibicenco.

¿Cómo ha sido la experiencia vivida en Natural Research junto a Andrés?

Lo más interesante que hemos creado ha sido un sonido muy especial que no es para nada común con la fusión de la marimba y el piano, que hasta el momento no había escuchado. Para mí, personalmente, es algo nuevo. Por otra parte, la amistad que se ha fraguado es señal de que no será el último proyecto que compartamos.

Mejorando lo presente, me gustaría saber… ¿Ha sido Ornette Coleman el compañero de dueto que más le ha marcado?

Absolutamente. Fue el más grande con el que he tocado, y he tocado con personajes grandes. Trabajamos juntos durante 5 años. Durante ese tiempo, Ornette creaba para cada concierto 10 nuevas composiciones y me hacía volar de Ibiza a Nueva York solo para grabarlas, todo en una semana, aunque la mayoría de las veces actuábamos en Europa. Para mí fue un gran aprendizaje, fue como ir a la universidad. Él era una persona muy seria y un músico enorme, realmente un gran artista. Nos compenetrábamos tan bien que juntos podíamos crear música infinita.

Entrevista a Andrés Coll

Sería fácil caer en el error de definir a Andrés Coll como la joven promesa de la música. Lamentablemente eso significaría quedarse cortos en la definición, puesto que él va más allá y, muy lejos de ser un joven convencional, sería más bien todo lo contrario. Su alma antigua, acompañada de una genuina y peculiar actitud folk, pero sobre todo su curiosidad, le hacen forjar vínculos inverosímiles. Me conmueve la forma en que Andrés se deja llevar por su intuición y entusiasmo, sin ningún pudor a la hora de mostrar una sensibilidad que le otorga coraje para enfrentarse a proyectos extraordinarios en los que se involucra totalmente si así lo dictan sus entrañas.

Con tan solo 21 años tiene tras de sí una larga trayectoria musical que empezó a los 7 años, cuando tomó contacto con la percusión clásica en la orquesta de música de Can Ventosa, y posteriormente a los 9 años, cuando inició su andadura en el folclore ibicenco, concretamente en el ball pagès. A día de hoy, Andrés ya ha compartido escenario con grandes del jazz internacional, como Muriel Grossmann, y hace tan solo unas semanas ha publicado Natural Research, su primer trabajo, junto a uno de los pianistas de jazz, avant jazz y música contemporánea más renombrados, Joachim Kühn.

Además está creando su propio trío de jazz del que daremos buena cuenta en un futuro muy cercano.

Andrés Coll - Mallorca Music Magazine
Andrés Coll por Toni Planells (Untaltoni)

¿Qué fue lo que te inspiró a ser músico?

Llevo haciendo música desde que era muy pequeño. Así como el folclore, que es algo normal para mí, simplemente forma parte de mi vida, la hago y ya está.

¿Qué te estimula a la hora de hacer música?

Querer mostrar mi propia experiencia a través de la música. Al principio me vi condicionado por el jazz tradicional, pero llegué a la conclusión de que estos músicos a los que seguía tocaban desde sus propias vivencias y decidí que tenía que hacer algo auténtico que reflejase lo que he vivido aquí, que hablase de los paisajes que he visto, de las playas en las que me he bañado, el folk que he tocado desde niño, que hablase de mis viajes con el grupo de folk y nuestras «picardías» a lo largo y ancho de España.

¿Quién es tu ídolo musical o influencia?

Nadie. En realidad nunca he tenido ninguno. Ninguna influencia externa. Para mí no tiene sentido tocar como alguien. Eso es lo que perpetúa toda la mierda que hay ahora. Primero empecé a tocar y después descubrí a músicos como Roy Ayers, que tocaba el vibráfono, como yo. Me sumergí en sus primeros álbumes, que eran de estilo cool jazz, y descubrí un mundo completamente nuevo, no sabía que se podía hacer eso con un vibráfono. Inmediatamente supe que el vibráfono era el instrumento que quería tocar para la música que quería hacer.

¿Cuánto tiempo inviertes en tu desarrollo como músico?

Cuando era más joven todo surgía de una forma natural, no empleaba un horario regular. Sin embargo, una vez que lo tomé en serio sí que acumulé más horas de estudio y comencé a implicarme más. No obstante, no tengo ningún recuento de horas, como en el caso de Joachim. Desde que me levanto hasta que me acuesto realizo actividades relacionadas con la música. A veces podría decir que me implico 24 horas al día y, probablemente, sería cierto.

Andrés Coll - Mallorca Music Magazine
Andrés Coll por Toni Planells (Untaltoni)
Joachim Kühn & Andrés Coll - Mallorca Music Magazine
Joachim Kühn & Andrés Coll por Toni Planells (Untaltoni)

¿Qué música te gusta escuchar cuando no escuchas jazz o clásica?

Música Gnaoua norteafricana, por ejemplo. Me gusta el folk, la música contemporánea. A veces también escucho bandas de rock, como The Doors.

¿Dónde te gustaría tocar?

Sobre todo me gustan los lugares con encanto patrimonial y pastoral, como esas plazas que hay en los cascos antiguos o nuestro parque Reina Sofía. En realidad no tengo preferencias en esto, toco aquí, en Can Salinas, en el estudio de Robert Arato o en el Concert Hall de Berlín. El lugar no me parece relevante.

¿Hacia dónde crees que se dirige el futuro de la música?

Para mí eso es lo menos importante, quiero hacer música en este momento y quiero que salga bien, pero ante todo quiero que sea auténtica y que vaya donde tenga que ir. No creo que el estilo sea importante, cada uno debe tocar lo que le parezca auténtico. A mí personalmente el folclore me parece muy interesante, he descubierto conexiones entre el folclore ibicenco y el folclore Gnaoua del Norte de África, están totalmente relacionados. Comparten el mismo ritmo y cadencia en las las castañuelas de Ibiza, hacen el mismo ritmo que el gnawa krakeb, como descubrimos Majid Bekkas y yo. Las armonías del folk de ibiza y las armonías de Béla Bartók son muy parecidas, aparte del orientalismo y esas cosas que tiene el folclore rumano. Descubrí que todo lo que me sonaba estaba conectado, no había lugar a condicionamientos mentales para que me gustaran las cosas: primero me gustaban, luego descubría qué eran y cómo se relacionaban con Ibiza. Las conexiones entre la gente de Ibiza y la gente de otras partes del mundo a través de la música me resultan algo mágico.

Andrés Coll - Mallorca Music Magazine
Andrés Coll por Toni Planells (Untaltoni)

¿Qué es lo que has aprendido de esta experiencia musical en «Natural Research» junto a Joachim Kühn?

Este álbum fue algo casual, simplemente nos juntamos a tocar y todo fluyó. Personalmente, creo que la experiencia es lo más importante, más que el resultado en sí mismo. Lo más enriquecedor es descubrir que uno se puede expresar a través de los instrumentos sin centrarse en concepciones ni estructuras establecidas, simplemente con el sonido en tiempo real, en un diálogo, en una comunión respetuosa con respecto al otro, crear algo juntos que sea bello y original.

¿Con quién te gustaría tocar?

Pues el próximo 16 de abril voy a tener la oportunidad de tocar con mi trío, compuesto por Andreas Fernández y Chema Pellico, junto a Mateusz Smoczyński, que es un violinista de jazz polaco de renombre internacional y ganador de numerosos premios en los principales concursos, incluido el Gran Premio del Concurso de Jazz Zbigniew Seifert. Es considerado uno de los compositores polacos de música contemporánea más polifacéticos de la actualidad.

¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

En estos momentos estoy inmerso en un proyecto muy interesante de música vanguardista, avanzada y músicas del mundo en colaboración con el ayuntamiento de Sant Josep, Joachim Kühn y Robert Arato, que pretende traer a músicos internacionales de la talla de Jean-Luc Ponty, con el que me encuentro en negociaciones, y Majid Bekkas, que actuará el próximo mes de junio junto a su grupo de jazz folk marroquí. Este concierto se iniciará el 16 de abril con la actuación de Mateusz Smoczyński y mi trío, además de muchas otras sorpresas. Espero que nos veamos todos allí.

 Síguenos

Publicado por:

Psycho Dj. Perdida en un laberinto sonoro del que no quiero salir...

No hay comentarios

Deja un comentario