Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de la isla con especial atención a los artistas locales.

Publicado el 9 septiembre, 2020

Recordando a Rock & Press, el grupo que cabreó a políticos y poderosos

Por Luis Sergio Carrera

Allá por el 2005 nació un proyecto musical algo inusual. Un grupo de periodistas, fotógrafos y cámaras de diferentes medios de comunicación de las islas, unidos por la pasión del rock, decidieron juntarse para hacer lo que más les gustaba y de paso contar aquello que no se podía publicar en los medios (pero que todo el mundo sabía y callaba) en los años de falso esplendor proyectado por la bonanza económica.

Para amenizar una fiesta entre compañeros, organizada por el Sindicato de Periodistas de Baleares (SIPB), decidieron juntarse sin muchas pretensiones más allá de pasar y hacer pasar un buen rato. Tras varios ajustes, la formación final del grupo quedó constituida por Gabi Rodas (voz), Carlos Garrido (guitarra), Miquel Massuti (guitarra), Carlos Grauches (bajo) y Joan Frau y Mané Capilla (batería).

No sabemos inglés y lo hacemos muy mal, pero nos da igual, hacemos rock and roll para molestar.

Siempre jugando con la transgresión y el buen humor puñetero, la polémica terminó por visitarles. En una ocasión en la que sabían que estaría presente María Umbert, por entonces directora de la televisión pública autonómica IB3, interpretaron “Tengo una oferta de IB3”. En ella hacían un repaso de la situación del ente público, de reciente creación, envuelto desde el inicio en numerosas polémicas por su corte ideológico cercano al Partido Popular.

Era evidente y estaba en boca de todos el despilfarro que suponía el proyecto, a la medida de algunos, muy en la línea de Canal 9 o Telemadrid. También era de esperar que el tema no fuese del agrado de la ya ex-directora. Pero lo que terminó por cabrearla, o la excusa que esgrimió para motivar su censura, fue una de las estrofas finales, cuando Gabi se viene arriba y grita “María, sedúceme, fíchame y viólame” para terminar diciendo entre gruñidos algo parecido a “fuck me, fuck me”, lo cual entendió como un atentado contra su libertad sexual y solicitó una disculpa pública.

El Sindicato de Periodistas de Baleares, organizador de la fiesta en cuestión, se vio obligado a publicar una nota de prensa disculpándose por la incomodidad causada por la letra de la canción, explicando que era “fruto de la libertad creadora del grupo Rock & Press”, lo cual no pareció convencer a María que amenazó con una demanda si volvían a interpretar la canción de la discordia.

Finalmente el tema fue publicado en el álbum Cemento, retitulado “Tuve una oferta de IB3” con algunos divertidos arreglos en forma de pitidos de autocensura (en los que todos sabemos lo que se dice), evitando así una posible demanda. La repercusión mediática que este incidente produjo y el buen hacer de su propuesta musical, tan necesaria en la isla, los llevó a cerrar más de una docena de actuaciones y poder grabar su primer disco, el sueño de todo músico.

Cemento (2005)

Su primer trabajo de estudio constituía una reacción contra la derecha asentada en la política Balear y unos medios de comunicación sumisos que les hacían el juego. A base de un rock crudo y áspero que escondía unas cuidadas melodías, ejercían de altavoz contra la corrupción y los abusos del poder con una actitud claramente gamberra y altas dosis de transgresión política y buen humor. A destacar la sarcástica voz de Gabi, que encajaba perfectamente con su actitud irreverente. 

El álbum estaba compuesto por doce temas originales que abordaban uno de los principales problemas de las islas: la especulación urbanística. Sin artículos ni editoriales, simplemente con canciones que “reflejan lo que mucha gente siente, pero no dice”, Carlos Garrido resumía el propósito de la banda en la presentación oficial del disco.

Korrupción (2007)

Casi dos años después vio la luz su segundo trabajo. Su música, que sorprende por ritmos y melodías elaboradas, pretende ser el vehículo perfecto para envolver sus denuncias. En esta ocasión la inmigración, la marginación social, la especulación urbanística y la crisis de las hipotecas fueron los estandartes de su denuncia. 

El álbum nace tras el cambio de color político que marcó sus inicios. Reconociendo que, tanto el gobierno del PP como la ya exdirectora de IB3 suponían para ellos una constante fuente de inspiración, llegaron a bromear con “pagar una subvención de por vida a María Umbert” por los servicios prestados a la causa. “El cambio político está bien, pero no nos sentimos identificados con ningún partido ni tenemos interés por cantar temas políticos. Si la política deja de estar crispada nos planteamos otros temas”, indicaron Carlos Garrido y Miquel Massuti en una entrevista, donde dejaron claro que no era su intención hacer periodismo musical. 

En esta ocasión, para el prólogo contaron con la inestimable colaboración del gran Leo Bassi. El cómico italiano fue el encargado de explicar que el alineamiento del grupo no era tanto contra la derecha política sino contra una izquierda acomodada que renunció a luchar por los valores humanos que pretende defender.

Crisis! (2010)

En su tercer y último trabajo se constata una notable mejoría en su calidad musical y la proyección del grupo. Conscientes de las dificultades de una industria musical agonizante pero fieles a su estilo, continuaron tomando el pulso de la actualidad. Miquel Massuti lo definía como un acto de explicar la realidad de la época con un toque de humor e ironía.

Carlos Garrido, puntualizaba que “es una suerte poder publicar un disco en momentos tan difíciles para la industria discográfica. No será por la cantidad de temas que tenemos para escribir, el problema sería no encontrarlos”. Títulos como “Izquierda cagona”, “No fui yo, fue la droga” o “Ca Na Palleva” permanecerán en el recuerdo imborrable de la música balear. El disco se estrenó en el Teatre Principal de Palma un 14 de julio de 2010.

En esta ocasión, el apartado gráfico corrió a cargo de Albert Pinya, dibujante mallorquín que maquetó un novedoso y descarado libreto interior muy en la linea de la filosofía provocadora del grupo.

Una propuesta musical claramente provocadora, mas que necesaria en los tiempos de excesos que les tocó vivir, y que dejó un vació, mas allá de la música, difícil de llenar. En el 2011 se disolvieron ante el asombro de todos los que les conocimos, pero serán recordados por siempre en la historia de la música balear. Lástima que nadie haya tomado su relevo musical, porque visto  lo visto, hoy en día hay mayor necesidad de denuncia político-social que nunca.

Publicidad

 Síguenos

Publicado por

Fotógrafo especializado en fotografía musical y de conciertos.
Apasionado de la buena música y las artes escénicas.
Director de Mallorca Music Magazine, ejerciendo de fotógrafo, editor y redactor.

No hay comentarios

Deja un comentario