Mallorca Music Magazine

Descubre la música que se hace en Baleares, con epicentro en la isla de Mallorca. Te acercamos la actualidad musical de las islas con especial atención a los artistas locales.

Tarifas agenda y banners

Formulario de contacto

redaccion@
mallorcamusicmagazine.com

info@
mallorcamusicmagazine.com

Publicado el 6 diciembre, 2022

The Peawees: «Mi sueño es que haya quienes amen el rock n’ roll pero aún no lo sepan»

Por Conejomanso
The Peawees - Mallorca Music Magazine

Desde la insospechada localidad de La Spezia, en la región noroccidental italiana de Liguria con Génova como capital, llega a la isla el combo rocanrrolero The Peawees. Vienen con la vitola de «seguramente la mejor banda europea actual de rock and roll garajero». Ahí es nada, y es radicalmente cierto que la hemeroteca periodística y también multitud de individuales confirman que son un monumento punkrocker y garagero.

El batallón de tótems del rock&roll con quienes han compartido escenario también asegura que sus conciertos son una turbo-misa ineludible: Damned, Sonics, Dictators, Radio Birdman, Dwarves, Bad Religion… La formación actual son Hervé Peroncini (voz y guitarra), Dario Persi (guitarra), Fabio Clemente (bajo) y Tommy González (batería, ex Nick Curran and the Lowlifes). El batería González es quien contesta a este cuestionario.

Desde 1995 la banda italiana ha publicado cinco álbumes y varios singles, uno con Mark Arm de Mudhoney a las voces. Su concierto es el cierre de temporada y último festín con motivo del decimoquinto aniversario del colectivo Rudy Sessions, la anárquica y melómana promotora formada por 17 socios autofinanciados, responsable de haber traído este año a la isla regalazos como Ben Vaughn Quintet, Code Blue, Nick Lowe o Radio Days. Será este miércoles día 7 en el Club Mutante a partir de las 21 h. Son 23 € en taquilla con el añadido impagable del fin de fiesta protagonizado por los Rudy DJs.

See your face and I wonder why
Everything has changed in your mind
Yeah, I wonder why everything you say is far from me
The Peawees: Road to Rock’n’Roll

The Peawees - Mallorca Music Magazine

Por empezar por una cuestión muy sencilla y concreta: «I love Rock ‘n Roll», rezaba aquella canción. Añado, «You love Rock ‘n Roll but, do you think they love Rock ‘n Roll?». Allí donde vives, tu ciudad, tu país, tu continente: ¿se ama al Rock’n’Roll?

¿Seguro que es una pregunta sencilla? Vivo en Italia, en Milán, y puedo decirte que se ama al Rock n’ Roll, pero es tan cierto como que no es amado por igual. Hay quienes lo aman como a un viejo amigo que no han visto en años. Lo recuerdan, les gusta cuando lo escuchan, pero en realidad no se esfuerzan por dejar que sea parte de su vida. También están quienes son realmente apasionados y todavía están buscando su próximo disco favorito y van a conciertos. Pero en realidad no somos muchos. Aquí en Italia hay momentos y lugares. Tenemos grandes festivales como el Beat o el Punk Rock Raduno, donde durante un fin de semana estás rodeado de amantes del Rock n’ Roll, de grandes bandas y de amigos, y la sensación es tan intensa que casi olvidas de qué minoría eres parte. Mi sueño es que haya quienes amen el rock n’ roll pero aún no lo sepan. Esa será una pregunta que la próxima generación deberá responder. No he perdido la esperanza.

Rob Lind, de The Sonics, en una entrevista de 2014: «No pretendo vivir del pasado, pero no creo que el fenómeno de los años 60, con ese espíritu de renovación y descubrimiento, vuelva a repetirse». Mirando a la escena punkrocker y de rock&roll de los años 90, ¿qué se ha quedado por el camino?

Supongo que lo que más echamos de menos era el gran volumen de bandas que hacían buena música y que giraban. Más allá del hecho concreto de que tanto punk como rock n’ roll eran la corriente musical principal, lo fundamental es que había un gran número de seguidores de lo que se consideraba “underground”, clandestino. En Houston (Texas), donde crecí, había conciertos todas las semanas. Las bandas locales podían llenar una habitación y muchas bandas revival estaban constantemente de gira. Se estaba creando y acababa de explotar una ola, una escena punk renovada. También echamos de menos a muchos grandes sellos discográficos. En aquel entonces era mucho más fácil para un sello independiente invertir y apoyar a las bandas. No existía la sombra gigante de lo digital revoloteando sobre las cabezas recordando que las copias físicas ya no son necesarias. Habiendo dicho eso, hay que decir que para aquellos que todavía lo están haciendo, bandas y sellos, la pasión permanece. Debe ser así cuando sabes que todo va a ser una cuesta arriba y una batalla.

The Peawees - Christine

¿Te han contado tus compañeros cómo llegaron hasta La Spezia el soul, rhythm and blues, garage, punk y rock? ¿Y cómo lo descubrieron aquellos jóvenes que decidieron montar The Peawees? O mejor, ¿cómo fue en concreto en tu caso y en tu ciudad?

En mi caso fue el resultado directo de que la escena del rock and roll y el punk en Houston estaban totalmente entrelazadas. Podrías ir a un concierto de rock, billy, hardcore, ska, punk o cualquier subgénero y encontrarías a todas las mismas personas. Era realmente un sentimiento de «todo sobre la música», y si la música era buena, le darías una oportunidad. Mi hermano mayor tocaba la trompeta en una banda mexicoamericana llamada Los Skarnales. Tocaban ska pero sonando también rockeros. Me dejaban ir con ellos a los conciertos cuando tenía 13 años sabiendo además que quería ser batería. Me cuidaban y me animaban con todo tipo de enseñanzas, siempre en positivo. Me descubrieron a Ritchie Valens, Southern Culture on the Skids, Social Distortion, y me dieron la base musical y como músico para salir y encontrar lo que me gustaba.

Cuando le pregunté a un icono del rock español sobre qué había aprendido sobre la música y sobre las personas tras haber dado más de mil conciertos en su carrera, me respondió que básicamente a no pisar los cables en el escenario. ¿Qué sabes tú sobre la música y la vida tras casi treinta años respirando rock&roll?

Yo estoy muy lejos de ser un icono del rock&roll, pero me gustaría pensar que he aprendido un poco más. Diría que he aprendido a disfrutar del viaje. A no perder el tiempo creándome expectativas de lo que sé que no va a llegar, o preocupándome por lo que muchos llaman «el éxito». He aprendido a ser feliz y a estar orgulloso de mi cuota de contribución al rock n’ roll. He aprendido la suerte que tengo, lo afortunado que soy. Puedo asegurar que hace treinta años no tenía ni la menor idea de que todo eso podía pasar.

The Peawees - Mallorca Music Magazine

«Rock and Roll Ain’t Noise Pollution», cantaban unos clásicos. Pero si no tiene noise [ruido], si no tiene filtro y velocidad punk, a los Peawees no les gusta.

¡En absoluto! Incluso los rockeros necesitan relajarse. Puede que necesite algo de Motörhead por la mañana para empezar, pero al final del día suelo escuchar a Waylon Jennings o Sam Cooke.

Y sin embargo habéis versionado a Otis Redding, Gene Vincent, Freddy Cannon, Dion o The Crystals. ¿Hay que ver punk en todos ellos, en su música o en su actitud?

Más que punk, lo que vemos en ellos es autenticidad y la capacidad de crear algo suyo. Y diría que hacer algo tuyo ya es bastante punk. Pero no les pondría ninguna etiqueta. Tampoco lo necesitan.

En el caso de Phil Spector está claro: fue el primer productor de actitud rockanrrolera y auténticamente punk de la historia. Antes incluso de que Bowie produjera a los Stooges y a Iggy Pop. ¿Por eso le dedicasteis una canción?

Más bien es una metáfora sobre perder la cabeza. No es exactamente positivo tener como referente personal a una figura como Phil Spector. Hervé escribió esa canción, y he de decir que fue lo suficientemente encantador como para incluir un verso sobre mí: después de un concierto en Londres alguien puso algo en mi bebida… y me llevé una de las flight case de Spector [caja de transporte especial para cualquier tipo de equipo musical, típicamente negras con los cantos metálicos]. La verdad, fui yo mismo quien puso algo en mi bebida, y puse demasiado. Cuando a la mañana siguiente Herve me encontró y fui capaz de recordar y contar cómo fue mi noche, se inspiró para, al menos, un verso.

Yeah-yeah, you ask me why I’m doing the same old things
Why my life’s not moving on
Yeah, I’m still the same, everything is right in my head
The Peawees: Road to Rock’n’Roll

Me pasó una cosa muy curiosa cuando vi a los Fuzztones en Madrid en 2009: hasta después de haber acabado el concierto no pensé en la edad que podían tener aquellos músicos, ni reparé en que casi todos ellos ocultaban canas bajo el pelo teñido de negro. Desde que salieron al escenario consiguieron que solo me preocupara de gozar de la música y de lo que fue un gran concierto. ¿Ya habéis hablado entre vosotros de temas similares? Por ejemplo, de cuándo deberíais teóricamente dejar de tocar en un grupo porque teóricamente no se puede tocar punk rock con, no sé, 60, 70 u 80 años.

La verdad es que nunca hemos hablado de eso. Espero seguir tocando hasta que físicamente no pueda más, o hasta que no lo disfrute. Pero de momento no veo que vaya a suceder.

The Peawees - Walking Through My Hell

¿Hay planes de grabar nuevo material?

Ahora mismo estamos trabajando en un nuevo álbum. Tanto en el local de ensayo como en el estudio. Estamos cerca de tenerlo acabado y creemos sinceramente que habrá valido la pena esperar tanto tiempo.

Nick Curran nos enseñó a no encasillar la música. No se definía como bluesman ni como punk ni como rockero ni como garagero. ¿Cómo definirías las nuevas canciones que puedan llegar de los Peawees?

Exactamente. Así era Nick. Demostró que no tienes que pertenecer a la música sino que la música debe pertenecerte a ti. Por eso, diría que las nuevas canciones simplemente nos pertenecen. Son diferentes pero es nuestro sonido. Espero que sorprendan al público. No intentaré definirlas porque para mí todo es rock and roll.

-Por acabar con una cuestión concreta y sencilla: So the road to Rock’n’Roll goes to… [el camino al r&r consiste en…]

…asegurarse de viajar con las personas adecuadas.

 Síguenos

Publicado por:

Periodista de Cultura desde 1997. Lo último, 18 años en Diario de Mallorca (también como diseñador editorial). Antes recuerda haber pululado por Cadena Ser/Radio Mallorca, IB3 TV/Ràdio, Mondo Sonoro Balears, Youthing o Radioaktivitat, más diversas promotoras, productoras, agencias de comunicación, centros de creación y gestión cultural, etc. Ingresos extra como DJ y liante.

No hay comentarios

Deja un comentario